Acordes en disposición Drop 3

Objetivo: demostrar cómo se construyen las disposiciones de acordes Drop 3.

En el artículo anterior presentamos unas formas características de acordes, denominadas Drop 2, que se obtenían dejando caer la segunda voz a partir de la posición fundamental cerrada y sus inversiones. Aplicando el mismo concepto teórico deduciremos cómo llegar a las disposiciones Drop 3. Si bien este artículo puede seguirse sin leer el anterior, no estaría mal echarle un vistazo si no lo has hecho aún.

Para crear las disposiciones Drop 3, dejamos caer la tercera voz, convirtiénla así en la nota más grave del acorde. Recuerda que las voces se numeran a partir de la más aguda.

Formación del acorde Drop 3

Tomemos, por ejemplo, el acorde de séptima mayor. El concepto es el mismo, independientemente de la tétrada elegida.

Séptima mayor: 1 - 3 - 5 - 7

Formamos las posiciones fundamental cerrada y sus inversiones:

a) [1, 3, 5, 7] --- Posición fundamental cerrada
b) [3, 5, 7, 1] --- Primera inversión
c) [5, 7, 1, 3] --- Segunda inversión
d) [7, 1, 3, 5] --- Tercera inversión

Dejamos caer la tercera voz, sitúandola así como nota más grave:

a) [3, 1, 5, 7] --- Drop 3 en primera inversión
b) [5, 3, 7, 1] --- Drop 3 en segunda inversión
c) [7, 5, 1, 3] --- Drop 3 en tercera inversión
d) [1, 7, 3, 5] --- Drop 3 en posición fundamental

Observa que para nombrarlas nos hemos fijado en la nota más grave: posición fundamental cuando es el grado 1, primera inversión el tercero, segunda inversión el quinto y tercera inversión el séptimo.

En resumen, reordenándolas:

[1, 7, 3, 5] --- Drop 3 en posición fundamental
[3, 1, 5, 7] --- Drop 3 en primera inversión
[5, 3, 7, 1] --- Drop 3 en segunda inversión
[7, 5, 1, 3] --- Drop 3 en tercera inversión

Cualquier otra tétrada, evidentemente, obtendría un resultado similar sin mas que sustituir los grados adecuados. Por ejemplo, el acorde menor séptima con quinta disminuida, también conocido como semidisminuido, ofrece las siguientes disposiciones drop 3:

m7(b5): 1 - b3 - b5 - b7

[1, b7, b3, b5] --- Drop 3 en posición fundamental
[b3, 1, b5, b7] --- Drop 3 en primera inversión
[b5, b3, b7, 1] --- Drop 3 en segunda inversión
[b7, b5, 1, b3] --- Drop 3 en tercera inversión

Veamos un ejemplo ilustrativo del acorde de Am7(b5) en drop 3, posición fundamental, en la guitarra:

drop3-2

Muy sencillo de formar. Por lo general, las disposiciones drop 2 y drop 3 en posición fundamental constituyen la mejor forma de comenzar a practicar las tétradas en la guitarra, pues conducen a posiciones muy asequibles que no requieren una gran extensión de los dedos.

El mismo acorde, al piano:

drop3-3

No ocurre lo mismo al piano pues, al tratarse de posiciones abiertas, requerirán por lo general del uso de ambas manos.

Intenta buscar por ti mismo, en tu instrumento, las distintas formas drop 3 para las tétradas principales (aquellas que aparecen al armonizar las escalas más comunes), tanto en posición fundamental como en inversiones. No obstante, más adelante dedicaremos sendos artículos monográficos desglosándolos sistemáticamente, tanto en la guitarra como en el piano.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2015/10/acordes-en-disposicion-drop-3/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de todos los artículos de armonía.


Índice de lectura recomendado de la categoría Armonía.

Safe Creative #1510295647204

Acordes en disposición Drop 2

Objetivo: mostrar cómo construir acordes en la denominada disposición “Drop 2”.

Un concepto clave que no me canso de repetir es la diferenciación entre la idea abstracta de acorde, cuyo tipo indicamos a través de una fórmula, tal como hemos hecho a lo largo de toda la serie de construcción de acordes, y su materialización concreta en el instrumento, eligiendo la ordenación exacta de las distintas notas y su eventual repetición u omisión. Para referirnos sin ambigüedad a esta última empleamos el término disposición e ideamos la notación estructural de voces.

En el artículo anterior presentamos una serie de disposiciones muy particulares: las inversiones; hoy conoceremos otro tipo que se ha ganado, de pleno derecho, un nombre propio y exclusivo: los denominados acordes Drop 2. Son, junto a los Drop 3, muy apreciados sobre todo por los guitarristas, pues conllevan formas cómodas y sencillas de ejecutar tétradas en ese instrumento.

Para ilustrar qué es un Drop 2, elijamos una tétrada cualquiera, como por ejemplo el acorde de séptima mayor.

Séptima mayor (maj 7): 1 - 3 - 5 - 7

Las disposiciones más características de este acorde son:

Posición fundamental cerrada: [1, 3, 5, 7]
Primera inversión: [3, 5, 7, 1]
Segunda inversión: [5, 7, 1, 3]
Tercera inversión: [7, 1, 3, 5]

Vamos a transformar estas cuatro disposiciones aplicándoles un “drop 2”. Drop significa, en inglés, dejar caer. Hacer un “drop 2” quiere decir dejar caer la voz 2.

Las voces se numeran comenzando por la más aguda. De modo que aplicar un “drop 2” consiste en dejar caer la segunda, vista desde la derecha:

drop2-1

Aplicando el drop 2 a las cuatro disposiciones anteriores las transformamos del siguiente modo:

[1, 3, 5, 7]  ---> [5, 1, 3, 7]
[3, 5, 7, 1]  ---> [7, 3, 5, 1]
[5, 7, 1, 3]  ---> [1, 5, 7, 3]
[7, 1, 3, 5]  ---> [3, 7, 1, 5]

Con lo que obtenemos las cuatro disposiciones Drop 2 del acorde de séptima mayor.

En el artículo dedicado a las inversiones convenimos, de modo general, que un acorde se hallaba en posición fundamental, primera inversión, segunda inversión o tercera inversión, si descansaba sobre su fundamental, tercera, quinta o séptima, respectivamente, sin importar el orden en que aparecían los grados restantes. Así pues, reagrupemos las cuatro nuevas disposiciones obtenidas ordenándolas por la nota más grave denominándolas de acuerdo a ese convenio:

[1, 5, 7, 3]: maj7 Drop 2 en posición fundamental
[3, 7, 1, 5]: maj7 Drop 2 en primera inversión
[5, 1, 3, 7]: maj7 Drop 2 en segunda inversión
[7, 3, 5, 1]: maj7 Drop 2 en tercera inversión

Como ejemplo ilustrativo, representemos en el piano y en la guitarra un acorde de Do séptima mayor en Drop 2 en posición fundamental.

Las notas que conforman Do séptima mayor son: Do (1) – Mi (3) – Sol (5) – Si (7). De modo que,

Drop 2 en posición fundamental = [1, 5, 7, 3] = [Do, Sol, Si, Mi]

drop2-2

Los acordes Drop 2, por lo general, requieren el uso de ambas manos en el piano. Observa que, en el ejemplo, desde el Do inicial hasta el Mi final existe un intervalo de décima mayor (16 semitonos). Hay que tener una mano bastante amplia y flexible para lograr con comodidad esa extensión.

drop2-3

Los guitarristas adoran los drops en posición fundamental, pues suelen ser las formas más cómodas de montar las tétradas. Es muy posible que estés incluso usándolas sin saber siquiera que se trata de drops.

Hemos hallado las cuatro disposiciones Drop 2 del acorde de séptima mayor. Los cálculos son semejantes para las restantes tétradas, naturalmente. Veamos cómo se deducen, por ejemplo, para el acorde menor séptima.

Séptima menor (m7): 1 - b3 - 5 - b7

Partimos de la posición fundamental cerrada y sus tres inversiones:

Posición fundamental cerrada: [1, b3, 5, b7]
Primera inversión: [b3, 5, b7, 1]
Segunda inversión: [5, b7, 1, b3]
Tercera inversión: [b7, 1, b3, 5]

Dejamos caer la segunda voz:

[1, b3, 5, b7]  ---> [5, 1, b3, b7]
[b3, 5, b7, 1]  ---> [b7, b3, 5, 1]
[5, b7, 1, b3]  ---> [1, 5, b7, b3]
[b7, 1, b3, 5]  ---> [b3, b7, 1, 5]

Y ya tenemos nuestras cuatro disposiciones Drop 2 del acorde menor séptima:

[1, 5, b7, b3]: m7 Drop 2 en posición fundamental
[b3, b7, 1, 5]: m7 Drop 2 en primera inversión
[5, 1, b3, b7]: m7 Drop 2 en segunda inversión
[b7, b3, 5, 1]: m7 Drop 2 en tercera inversión

Veamos un ejemplo gráfico del acorde Dm7 (Re – Fa – La – Do) en forma Drop 2 en posición fundamental:

En el piano:

drop2-4

En la guitarra:

drop2-5

Familiar, ¿verdad?

Hemos presentado el proceso de construcción de las distintas disposiciones Drop 2. Si lo has entendido, no te supondrá problema alguno comprender qué son los Drop 3, pues lo único que difiere es que dejamos caer la tercera voz en lugar de la segunda. Serán objeto de un tratamiento monográfico en otro artículo, al igual que otros tipos de drops más “esotéricos”.

Te dejo como ejercicio que deduzcas tú mismo las formas concretas de ejecución del Drop 2 en tu instrumento para las tétradas principales. Y no sólo en posición fundamental, sino también en las restantes inversiones. Recuerda que tener un abanico amplio de disposiciones te hará un músico más versátil a la hora de componer, arreglar o interpretar. Dedicaremos también, a su momento, una serie de artículos desglosando todas estas formas, tanto en el piano como en la guitarra.

Javier Montero Gabarró

Última actualización: 29 de octubre de 2015


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2015/10/acordes-en-disposicion-drop-2/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de todos los artículos de armonía.


Índice de lectura recomendado de la categoría Armonía.

Safe Creative #1510115446840

Inversión de acordes

Objetivo: aprender el concepto de inversión de un acorde.

Es importante distinguir entre la fórmula de un acorde, que no es más que una descripción de las notas que deben formar parte de él, y la disposición concreta que el instrumentista elige para hacerlo sonar. Para poder diferenciar sin ambigüedad ambos modos de referirnos a un acorde, ideamos la notación estructural de voces.

Una inversión es, en esencia, un tipo de disposición particular de las voces del acorde.

Para entender el concepto, elijamos un acorde sencillo, como la tríada mayor:

Mayor: 1 - 3 - 5

La disposición más básica para construir este acorde coincide con su fórmula:

[1, 3, 5]

El instrumentista hace sonar sólo tres notas, sin repetirlas, ordenándolas del modo que está indicado entre los corchetes: la más grave es la fundamental, la siguiente la tercera y la más aguda la quinta, todo comprendido en el ámbito de una octava.

Para invertir el acorde, tomemos la más grave -en este caso, la fundamental- y llevémosla, subiéndola una octava, a la derecha del todo, convirtiéndola así en la más aguda. La disposición resultante es la siguiente:

[3, 5, 1]

Observa que ahora la más grave es la tercera del acorde, a la que sigue la quinta, exponiendo la fundamental como voz más aguda de la disposición.

A esta manera concreta de organizar el acorde la denominamos primera inversión de la tríada mayor.

Quizás el término más adecuado para esto sería rotación en lugar de inversión, pues lo que hemos hecho ha sido rotar las notas, no invertirlas. En cualquier caso, quédate con la terminología aceptada: la primera inversión deja la tercera como voz más grave.

Veamos una aplicación práctica de esto en el piano y en la guitarra. Consideremos por ejemplo, el acorde Do mayor [DO, MI, SOL] y su primera inversión [MI, SOL, DO]. Acompañamos su representación en el pentagrama también, pues es bastante ilustrativa de la recolocación de las notas:

Do mayor y su primera inversión
Do mayor y su primera inversión
La 1ª inversión de Do mayor en el piano
La primera inversión de Do mayor en el piano
La primera inversión de Do mayor en la guitarra
La primera inversión de Do mayor en la guitarra

Haz sonar ambos acordes y diferencia su cualidad sonora. La distinta colocación de las notas implica la aparición de nuevos intervalos. En particular, aprecia el intervalo de cuarta justa característico que se forma entre la quinta y la fundamental, situada ahora como primera voz (las voces se numeran comenzando por la más aguda).

Si partimos de la primera inversión de la tríada mayor y realizamos una nueva rotación de notas, llevando nuevamente la más grave a la derecha del todo, obtenemos su segunda inversión:

Tríada mayor: [1, 3, 5]
Tríada mayor en primera inversión: [3, 5, 1]
Tríada mayor en segunda inversión: [5, 1, 3]

Volviendo al ejemplo de Do mayor en disposición [1, 3, 5], [DO, MI, SOL], la segunda inversión es, por lo tanto, [SOL, DO, MI].

La segunda inversión de Do mayor
Segunda inversión de Do mayor
Segunda inversión de Do mayor en el piano
Segunda inversión de Do mayor en el piano
Segunda inversión de Do mayor en la guitarra
Segunda inversión de Do mayor en la guitarra

Observa que ahora la nota más grave es la quinta. Ese es el rasgo característico de la segunda inversión. Aprecia que aparece nuevamente el intervalo de cuarta entre la quinta y la fundamental, pero esta vez desplazado a la base del acorde.

Aplicando los mismos principios podemos invertir también los acordes de más de tres notas. Por ejemplo, consideremos la tétrada del acorde de séptima de dominante, de fórmula:

Séptima: 1 - 3 - 5 - b7

Posición fundamental cerrada: [1, 3, 5, b7]

Primera inversión: [3, 5, b7, 1]

Segunda inversión: [5, b7, 1, 3]

Ya que contamos con una nota más, podemos contemplar una nueva rotación para alcanzar la tercera inversión, en la que la séptima es ahora la voz más grave:

Tercera inversión: [b7, 1, 3, 5]

En la práctica, es común hacer extensivo el concepto de inversión basándonos directamente en la voz más grave, independientemente de cómo se dispongan las notas a continuación. Decimos, por lo tanto, que un acorde está en primera inversión cuando su nota más grave es la tercera; en segunda inversión cuando lo es la quinta y en tercera inversión cuando descansa sobre la séptima.

El siguiente acorde, tan común entre guitarristas, representa un ejemplo de primera inversión de la tríada menor, 1 – b3 – 5:

[b3, 1, 5, 1]

Fa menor en 1ª inversión
Fa menor en 1ª inversión

Con frecuencia, el compositor o arreglista desea reflejar que un determinado acorde se halla invertido -tal vez para matizar una línea de bajo en la armonía. En cifrado moderno esto se indica anotando, a continuación del acorde, separado por una barra inclinada, el nombre de la nota más grave.

En el ejemplo anterior, Fa menor en primera inversión, podemos representar el acorde como Fm/Ab. Esto indica que se trata de un Fa menor en el que la nota más grave es La bemol, que es precisamente la tercera del acorde.

Más ejemplos:

D/F# : Re mayor en primera inversión

Cmaj7/G : Do séptima mayor en segunda inversión

En otro artículo presentaremos otras aplicaciones de la notación “barra” en las que la nota más grave puede incluso no pertenecer al acorde que matiza.

Es muy importante que incorpores las inversiones a tu repertorio de acordes. Por un lado, mantienen la cualidad del acorde pero suenan diferente y son, por lo tanto, un recurso más en tu paleta expresiva. Además, nos ayudan a dibujar melodías directamente sobre la progresión armónica, pues al usar deliberadamente las inversiones tenemos control de la disposición de las voces -particularmente de la más aguda y de la más grave.

Por otro lado, las inversiones permiten economía de movimientos, algo que saben muy bien los pianistas, que hacen uso intensivo de ellas. De este modo, las manos pueden encontrar el acorde destino buscando la inversión que esté más próxima al acorde de origen, no sólo minimizando así el salto necesario, sino facilitando una transición armónica más suave, tratando de mantener, en la medida de lo posible, las notas en común y persiguiendo el mínimo movimiento entre voces, uno de los principios de la continuidad armónica.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2015/07/inversion-de-acordes/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de todos los artículos de armonía.


Índice de lectura recomendado de la categoría Armonía.

Safe Creative #1507284743306

La Notación Estructural de Voces

Objetivo: presentar la Notación Estructural para indicar la disposición de las voces de un acorde.

Hasta el momento sólo hemos considerado los acordes en su dimensión abstracta, indicando los distintos grados que aparecen en su constitución. Así, por ejemplo, asociamos la fórmula 1 – b3 – 5 a la tríada menor, o 1 – 3 – 5 – b7 – #9 al acorde de séptima con novena aumentada. En la Tabla de Referencia de Construcción de Acordes recopilamos las principales fórmulas.

Pero una cosa muy distinta es esta representación abstracta y otra la materialización concreta que el músico elige a la hora de ejecutar el acorde. Un pianista, eventualmente, podría hacer participar sus diez dedos; un guitarrista, aunque sólo puede utilizar en la práctica una mano, cuenta con seis cuerdas, algunas de las cuales pueden sonar al aire. Imagina la variedad de posibilidades creativas de que disponen ambos a la hora de ordenar o repetir las notas que constituyen un acorde.

Es muy importante comprender que el matiz sonoro de cada acorde está condicionado por el modo en que se ordenan y repiten las notas. A esa ordenación particular de notas de un acorde la denominamos disposición. En inglés, se recurre a menudo al término voicing para indicar este concepto. A los grados individuales que aparecen en cada disposición se los conoce como voces. Es habitual referirnos como primera voz a la nota más aguda de la disposición, segunda voz a la siguiente y así sucesivamente.

A medida que aprendemos acordes vamos enriqueciendo nuestro repertorio de opciones. En un principio podemos limitarnos a unas pocas por cada especie, lo justo para salir del paso en buen número de situaciones prácticas.

Pero hay un punto en nuestro camino a partir del cual ya no nos basta, a la hora de elegir un acorde, con cualquier disposición. Es como un pintor que necesita, por ejemplo, un color verde. No quiere cualquier verde, sino que busca un tono muy concreto. Cada disposición de un acorde proporciona un matiz específico que debemos saber apreciar y utilizar como recurso expresivo. Pero para ello necesitamos educar nuestros oídos en este sentido, precisando una nueva manera de estudiar acordes.

En próximos artículos hablaremos de temas como las inversiones o los drops, que no son sino maneras particulares de disponer los acordes. Presentaremos también un modo sistemático de aprendizaje de acordes que nos permitirá desarrollar nuestra capacidad de percibir los matices de cada disposición.

Pero antes quiero introducir un sistema de notación al que recurriré, desde este momento, cada vez que necesite ilustrar una disposición particular de un tipo de acorde, diferenciándola así de su representación abstracta. Es lo que denomino la Notación Estructural de Voces.

Para indicar una disposición concreta de un acorde, rodeo entre corchetes los distintos grados que aparecen en su constitución, ordenados partiendo de la voz más grave y terminando en la más aguda.

Comencemos por un ejemplo sencillo, la tríada mayor, de fórmula 1 – 3 – 5.

La primera disposición que todo el mundo debería aprender es la más básica: sin repetición de grados y en posición cerrada (lo más compacta posible).

La notación estructural de esta disposición para este tipo de acorde es, entonces:

[1, 3, 5]

Para ejecutar este acorde, el pianista sólo requiere tres dedos. Un guitarrista empleará sólo tres cuerdas de la guitarra, cuidando de no hacer sonar ninguna más.

Sin necesidad de repetir notas, existen más disposiciones interesantes para este mismo acorde:

[3, 5, 1] La primera inversión.

[5, 1, 3] La segunda inversión.

Aprecia el carácter sonoro diferente de cada una de estas posibilidades.

Un pianista puede utilizar su mano izquierda y, por ejemplo, agregar dos fundamentales más en esta nueva disposición:

[1, 1, 1, 3, 5] (las dos primeras notas con la mano izquierda y las tres restantes con la derecha)

Un guitarrista que forme el acorde con cejilla y fundamental en la sexta cuerda estará empleando esta otra disposición:

[1, 5, 1, 3, 5, 1] triplicando las fundamentales y duplicando la quinta.

Otro ejemplo: el acorde de séptima mayor, 1 – 3 – 5 – 7, puede disponerse del siguiente modo tan característico:

[1, 7, 3, 5], conocido comúnmente como Drop 3 en posición fundamental.

El sistema de notación estructural debe permitir identificar la octava, relativa a la voz más grave de la disposición, en que se hallan las restantes.

Para ilustrar esto, volvamos al ejemplo del acorde mayor en el piano con ambas manos:
[1, 1, 1, 3, 5]

Supongamos que deseamos hacer un Do mayor (notas Do – Mi – Sol) empleando esta disposición y queremos partir, como nota más grave, de la nota C2 (Do2). Esa nota definiría el primer 1 entre los corchetes y el acorde completo sería, entonces, este:

C2 – C3 – C4 – E4 – G4

En efecto, si C2 es el primer 1, el siguiente 1 más alto es el C3, el siguiente el C4. A continuación, el 3 que le sigue es el E4 y el 5 el G5.

Pero imaginemos que deseamos saltar el C3, abriendo más distancia entre la fundamental grave y la tríada que dibuja la mano derecha.

La nueva disposición NO podría indicarse así [1, 1, 3, 5] porque, de hacerlo, correspondería a las notas C2 – C3 – E3 – G3, que no reflejaría la octava intermedia que nos hemos saltado.

Para indicar que el segundo uno no es el esperado en el orden natural, sino una octava más adelante, utilizamos una prima sobre él:

[1, 1′, 3, 5]

De este modo indicamos que, tras el primer Do, C2, la siguiente nota no será C3, sino C4, una octava más alta.

En el supuesto de que necesitemos representar un doble salto de octava recurriremos a la doble prima. Por ejemplo:

[1, 3”, 5, 1]

Esta disposición significa que, una vez elegida la nota fundamental de la izquierda, la siguiente tercera no será la que viene a continuación en altura, ni la siguiente, sino otra más allá.

Un Sol mayor (Sol – Si – Re), empleando esta disposición, eligiendo como nota más grave G2, estaría constituido del siguiente modo:

G2 – B4 – D5 – G5

Observa que nos hemos saltado tanto B2 como B3.

La notación estructural representa todos los grados en el ámbito de la octava, numerándolos del 1 a 7. Para referirnos a intervalos compuestos, que superan, esa amplitud, los reduciremos a la octava (substrayendo 7).

Por ejemplo, el acorde de séptima con novena aumentada (1 – 3 – 5 – b7 – #9) es ejecutado en la guitarra frecuentemente en esta disposición:

[1, 3, b7, #2] (aprecia la ausencia de la quinta en esta diposición)

La reducción #2 obedece a una consideración puramente práctica. Si te resulta demasiado chocante, puedes recurrir a esta otra representación, desde luego:

[1, 3, b7, #9]

La notación estructural es relativa y no hace mención explícita a la octava sobre la que comenzar a desplegar el acorde. En el caso del piano, basta desplazar las manos manteniendo las mismas posiciones para transponer el acorde a otras octavas. Un guitarrista lo tendrá algo más complicado, pues las formas físicas finales del acorde dependerán de la cuerda a partir de la cual se construyan. Pero, en la medida de lo posible, es importante estudiar cada disposición en las distintas cuerdas sobre las que sea aplicable.

Si necesitamos que la notación estructural referencie absolutamente un acorde, podemos indicar, a la derecha de los corchetes, rodeada entre paréntesis, la octava en la que se sitúa la voz más grave del acorde.

Por ejemplo:

Dm7 [1, 5, b7, b3] (3)

Indicaría que hay que construir un Dm7, empleando esa disposición, partiendo del D3 (el RE a la izquierda del DO central en el piano, o el RE que suena en la quinta cuerda de la guitarra en el quinto traste, o en la cuarta cuerda al aire). Es decir, un Dm7 dispuesto absolutamente del siguiente modo:

D3 – A3 – C4 – F4

La notación estructural de voces no es más que eso, un sistema de notación, pero constituye una herramienta muy simple que facilita el estudio sistemático de los acordes y sus distintas disposiciones, permitiéndonos así enriquecer, con una sutil gama de tonos y matices, nuestra paleta de recursos armónicos.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2015/05/la-notacion-estructural-de-voces/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de todos los artículos de armonía.


Índice de lectura recomendado de la categoría Armonía.

Safe Creative #1505294198192

El acorde suspendido (sus4) en la guitarra

Objetivo: mostrar cómo construir en la guitarra el acorde suspendido, sus4.

Podemos enfrentarnos de varias formas a la construcción física de acordes. La primera, que no recomiendo a nadie, es la burda memorización de posiciones sin entender su constitución. La segunda, infinitamente más instructiva y práctica, consiste en conocer la estructura armónica de cada acorde y su aplicación en el instrumento, sea éste una guitarra, un piano o cualquier otro capaz de producir armonías.

Porque si sabes construir acordes teóricamente, te será muy fácil su deducción práctica. No sólo serás capaz de configurar cualquier acorde, por compleja que sea su fórmula (dentro de las limitaciones físicas que impongan tus manos y el instrumento, naturalmente), sino que, además, podrás descubrir posiciones diferentes a las típicas, lo que te permitirá ampliar tus recursos expresivos.

Para montar en la guitarra el acorde de hoy, de cuarta suspendida, sus4, o simplemente suspendido hay que comenzar entendiendo que es un acorde suspendido.

Un acorde suspendido es como un acorde mayor en el que la tercera se sustituye por la cuarta. Ya sabes que entre la tercera y la cuarta existe una distancia de un semitono.

Tríada mayor: 1 – 3 – 5
Tríada suspendida (sus4): 1 – 4 – 5

Toma entonces cualquier forma que conozcas de acorde mayor, localiza dónde está la tercera y, simplemente, agrégale un semitono, situándola un traste más abajo (en dirección al puente). No tiene más misterio.

El término “suspendido” hace referencia a la tensión que genera la cuarta pidiendo su resolución, regresando a la tercera, en el acorde mayor. Este es, en efecto, uno de los usos comunes de este tipo de acordes: crear un instante de suspensión, para regresar inmediatamente a la estabilidad del acorde mayor del que deriva.

Vamos a ver aquí unos cuantos ejemplos, pero siéntete libre de experimentar con cualquier posición de acorde mayor que conozcas.

En cada uno de los gráficos que siguen verás dos acordes, el primero mayor y el segundo suspendido. En la parte inferior he indicado la estructura de las voces. Observa el incremento de semitono en la tercera para alcanzar la cuarta suspendida.

Comencemos por algunas formás simples al aire:

sus4-a

sus4-b

sus4-c

Algunas figuras requerirán algo más de dificultad técnica:

sus4-d

Otra variante consiste en prescindir de la cejilla final en Csus4, silenciando la primera cuerda al rozarla con el mismo dedo índice que se apoya sobre la segunda. Después de todo, ya estás obteniendo la nota Fa en la cuarta cuerda.

Gsus4 también tiene un pequeño truco:

sus4-e

En esta ocasión, el dedo que se apoye sobre la sexta cuerda (típicamente el índice o el anular) debe ocuparse de silenciar la quinta, rozándola ligeramente.

Una vez controladas las formas al aire puedes investigar los acordes con cejilla. En estos casos, recuerda siempre tener claro dónde se halla la fundamental para poder trazar el acorde a la altura adecuada del mástil. Por ejemplo:

sus4-f

sus4-g

Permítete también enredar con las tríadas simples (en muchos contextos son la mejor opción). Al igual que con los acordes con cejilla, presta atención a la localización de la fundamental:

sus4-h

sus4-i

Juega también con sus inversiones (es decir, con nota más grave distinta de la fundamental). Por ejemplo:

sus4-j

Tú mismo: experimenta con las formas de acordes mayores que conozcas y trata de deducir los suspendidos correspondientes. Quédate con aquellos que más te gusten.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/12/el-acorde-suspendido-sus4-en-la-guitarra/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.

Guitarra – El método CAGED y los acordes menores

Objetivo: introducir la formación de acordes menores en la guitarra en posiciones CAGED.

A lo largo de los últimos artículos hemos esbozado las formas móviles de acordes basadas en las cinco posiciones CAGED. En la serie que comienza hoy realizaremos un estudio similar centrado en los acordes menores.

Nuestra punto de partida, al igual que hicimos con los acordes mayores, es el estudio de las posiciones con cuerdas al aire.

A continuación se presentan los cinco acordes mayores CAGED, C, A, G, E y D con cuerdas al aire. El primer conjunto de valores muestra los trastes específicos que hay que pisar; el segundo las notas efectivas que suenan y el tercero su estructura armónica:

C: x32010 / xCEGCE / x13513
A: x02220 / xAEAC#E / x15135
G: 320003 / GBDGBG / 135131
E: 022100 / EBEG#BE / 151351
D: xx0232 / xxDADF# / xx1513

Los acordes menores se diferencian de los mayores en el uso que hacen de la tercera. En efecto, observa sus fórmulas respectivas:

Acorde mayor: 1 – 3 – 5
Acorde menor: 1 – b3 – 5

Si esto te suena extraño permíteme recomendarte la lectura de la serie dedicada a la construcción de acordes dentro de la categoría Armonía del blog.

En los acordes mayores la tercera es mayor (dista 4 semitonos de la fundamental), mientras que en los menores es menor (distando 3 semitonos de la fundamental). Esto es, para pasar de un acorde mayor al respectivo menor simplemente hay que bajar un semitono la tercera.

Apliquemos este importante concepto a nuestros acordes mayores CAGED para transformarlos en menores.

Tomaremos un orden diferente. Comencaremos por los acordes A, E y D, dejando C y G para el final. Enseguida comprenderás por qué.

Este es el acorde de La mayor (A):

A: x02220 / xAEAC#E / x15135

Si te fijas, la tercera es el C# que se obtiene al tocar la segunda cuerda pisada en el segundo traste.

Para convertir este acorde en La menor (Am) basta con bajar un semitono esa tercera, lo que equivale a pisar la segunda cuerda un traste más abajo, es decir, el primero, obteniendo la nota C.

Am: x02210 / xAEACE / x151b35

La menor (Am)
La menor (Am)

Los números que aparecen en el gráfico sugieren la digitación más adecuada.

Para obtener Mi menor (Em) realizamos la misma operación; localizamos la tercera y la bajamos un semitono:

E: 022100 / EBEG#BE / 151351
Em: 022000 / EBEGBE / 151b351

Mi menor (Em)
Mi menor (Em)

Del mismo modo, pasar de Re mayor (D) a Re menor es sumamente sencillo:

D: xx0232 / xxDADF# / xx1513
Dm: xx0231 / xxDADF / xx151b3

Re menor (Dm)
Re menor (Dm)

Para pasar de Do mayor (C) a Do menor (Cm) tenemos un pequeño problema técnico:

C: x32010 / xCEGCE / x13513

La tercera, nota MI (E), además de figurar en la cuarta cuerda, está presente también en la primera cuerda ¡al aire! ¿Cómo bajamos un semitono una nota que ya está al aire?

Sencillamente, no podemos, de modo que debemos renunciar a utilizar esa cuerda si queremos aprovechar, al menos, otras partes del acorde, que ya habrá perdido su gran atractivo de formación al aire.

Es cierto que, al transponerlo usando una cejilla, poco nos importan las cuerdas al aire, pero la realidad es que el acorde que se obtiene es de escasa utilidad práctica.

Lo mismo, si no peor, sucede con Sol menor (Gm) si lo tratamos de derivar de Sol mayor (G) al aire:

G: 320003 / GBDGBG / 135131

En Sol mayor, como ves, la tercera (nota SI, B) se encuentra, además de en la quinta cuerda, en la segunda al aire. No podemos bajar un semitono esa nota porque nos hemos quedado sin guitarra, como en Do menor.

De modo que, a efectos prácticos, en este estudio CAGED para acordes menores descartaremos las posiciones C y G, quedándonos exclusivamente con las formas A, E y D.

Una terminología que, a estas alturas, debe quedarte ya clara:

Denominamos acorde menor en segunda posición CAGED al acorde con cejilla (o sin ella, si se monta al aire) que se obtiene empleando la forma Am (A es la segunda letra de CAGED).

Re menor (Dm) con forma de La menor (Am)
Re menor (Dm) con forma de La menor (Am)

¿Por qué este acorde es Re menor?

Para responder a la pregunta hay que localizar la fundamental del acorde. En la forma A, si revisas la estructura del acorde, ésta se encuentra en la quinta cuerda. En el gráfico, hemos trazado una cejilla en el quinto traste, de modo que nuestra fundamental se halla en el quinto traste de la quinta cuerda. Una sencilla cuenta te lleva hasta la nota Re, de modo que el acorde representado es Re menor (Dm).

Es muy importante, a la hora de transponer con agilidad los acordes CAGED usando cejillas, que tengas bien aprendidas las notas en la sexta, quinta y cuarta cuerdas, pues eso te permitirá localizar las fundamentales rápidamente. Si aún no tienes esa habilidad, no lo demores un solo día más y comienza a practicar ya.

Denominamos acorde menor en cuarta posición CAGED (cuarta letra, E), al acorde con cejilla que se obtiene empleando la forma Em, Mi menor al aire:

La menor (Am) en forma de Mi menor (Em)
La menor (Am) en forma de Mi menor (Em)

En este caso, nuestra referencia se halla en la sexta cuerda, como puedes apreciar si revisas la estructura del acorde. La sexta cuerda, pisada en el quinto traste, genera la nota LA (A), y por eso el acorde del gráfico se denomina La menor (Am).

Denominamos acorde menor en quinta posición CAGED (letra D, quinta en la palabra CAGED) al acorde que se obtiene empleando con cejilla la forma de Re menor (Dm) al aire:

Sol menor (Gm) con forma de Re menor (Dm)
Sol menor (Gm) con forma de Re menor (Dm)

Puedes elegir entre hacer la cejilla parcial, cubriendo las 4 primeras cuerdas, o bien dejar el dedo 1 sobre la cuarta cuerda, como aparece en la figura. El resultado es el mismo. Es un Sol menor (Gm) porque, en el acorde Re menor (Dm) al aire, la fundamental está localizada en la cuarta cuerda que, pisada en el quinto traste, nos lleva a la nota SOL (G).

Por lo general, no es común que la gente se refiera a estos acordes como segunda, cuarta o quinta posición CAGED. Se dice, simplemente, acorde en forma de La menor, Mi menor o Re menor. Pero considero importante que comprendas esta nomenclatura, a la que recurriré con frecuencia, pues te permite comprender como encajan estas piezas en el sistema CAGED.

En sucesivos artículos profundizaremos en los tres acordes presentados hoy, realizaremos más ejercicios prácticos y mostraremos algunas simplificaciones interesantes derivadas de estas posiciones.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/09/guitarra-el-metodo-caged-y-los-acordes-menores/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.

Guitarra – Acorde mayor en tercera posición CAGED

Objetivo: presentar el acorde mayor en tercera posición CAGED, forma G, basado en Sol mayor al aire.

Para completar la formación de acordes mayores con cejilla en posiciones CAGED, vamos a abordar la que tal vez sea la disposición que implica una mayor dificultad de ejecución. Me refiero al acorde en forma de Sol mayor (G) con cejilla, la tercera posición CAGED (G es la tercera letra de la palabra CAGED).

El acorde por excelencia para la guitarra, el amistoso Sol mayor:

G: 320003 / 135131

3caged1

En la doble notación aparece, además de los trastes que hay que pisar, la disposición de las voces en el acorde. En particular, nos interesa ahora observar que la fundamental más grave la obtenemos en la sexta cuerda. Esa será nuestra referencia cuando construyamos el acorde con cejilla.

El no tan amistoso acorde mayor en posición Sol:

3caged2

La disposición de las voces, naturalmente, será la misma que en Sol mayor sin cejilla. Nos valdremos de la fundamental en la sexta cuerda para poner nombre al acorde.

Por ejemplo, imaginemos que queremos construir el acorde de Do mayor empleando esta forma. Comenzamos localizando la nota fundamental, DO, en la sexta cuerda, hallándola en el octavo traste.

Esa será la punta del acorde. Si observas la foto del acorde con cejilla, verás que esta aparece tres trastes arriba, que se correspondería con las notas al aire en un acorde de Sol sin cejilla. En Do mayor, por lo tanto, se situará a lo largo del quinto traste:

C: 875558 / 135131 (CEGCEC)

No tiene ningún misterio teórico, como ves. Sólo hay que saber localizar la fundamental en la sexta cuerda y a partir de ahí dibujar la forma del acorde de Sol mayor plantando la cejilla tres trastes por encima.

En la práctica la cuestión es diferente, pues la sobreextensión de los dedos de la mano requiera cierta destreza técnica, especialmente a la hora de formar la cejilla en la parte más alta (cercana al clavijero). La buena noticia es, como siempre en la guitarra, que esa destreza se adquiere sin problemas con la repetición.

Vamos a analizar ahora algunas disposiciones simplificadas que nos permiten tener más control sobre las voces que queremos hacer sonar, además de facilitarnos su ejecución técnica.

La más inmediata es muy común incluso en Sol mayor sin cejilla. Consiste en apagar la quinta cuerda, logrando así más definición en la zona más grave del acorde, además de evitar la duplicidad de las terceras.

C: 8x5558 / 1x5131 (CxGCEC)

3caged3

El mismo dedo que está en la sexta cuerda se ocupa de enmudecer la quinta rozándola ligeramente.

Otra disposición muy frecuente consiste en eliminar completamente las voces más graves:

C: xx5558 / xx5131 (xxGCEC)

3caged4

En el límite, siempre podremos contar con la tríada simple:

C: xx555x / xx513x (xxGCEx)

3caged5

Esta tríada básica, que debe formar parte del bagaje de todo guitarrista versátil, está compartida tanto por la segunda como por la tercera posición CAGED (formas A y G, respectivamente).

Profundizaremos más adelante en el tema de las tríadas simples. Tal vez descubras en ellas una nueva forma de relacionarte con tu guitarra, sumamente útil, por ejemplo, en el contexto de una banda, en la que diversos instrumentos pueden competir en el mismo rango de frecuencias.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/08/guitarra-acorde-mayor-en-tercera-posicion-caged/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.

Construcción de acordes – 26: Oncena de dominante

Objetivo: mostrar la construcción del acorde de séptima de dominante extendido hasta la oncena.

En los últimos artículos de la serie mostramos la extensión por terceras hasta la oncena (11) de los acordes mayores y menores. En esta ocasión abordaremos la ampliación del de séptima de dominante, familia de acordes, como ya debes saber, extensible por naturaleza. En efecto, el tritono inherente entre los grados 3 y b7 de nuestra pizza dota a la estructura de una picante tensión que hace que sea capaz de soportar casi cualquier topping adicional.

La fórmula no presenta ningún misterio. Esbocemos primero el acorde de séptima:

7: 1 - 3 - 5 - b7

Si lo extendemos una tercera más obtenemos el de séptima con novena:

7(9) o simplemente 9: 1 - 3 - 5 - b7 - 9

Vimos también que la novena mayor podía aparecer también en sus variantes menor (b9) o aumentada (#9):

7(b9): 1 - 3 - 5 - b7 - b9

7(#9): 1 - 3 - 5 - b7 - #9

Finalmente, agregando una nueva tercera diatónica, alcanzamos la oncena justa:

7(9)(11) o simplemente 11: 1 - 3 - 5 - b7 - 9 - 11

Es importante tener muy presente que cuando hablamos de un acorde de oncena (o novena o trecena), tal cual, sin más calificativos, estamos presuponiendo la existencia de la séptima menor (b7) y todas las terceras diatónicas sucesivas; en nuestro caso, la novena mayor y oncena justa. En la práctica, en cambio, es común omitir algunas notas para simplificar su ejecución. Típicamente se prescinde de la quinta, que no aporta cualidad particular al acorde, o la novena. A veces se omite la tercera, pero observa que, en ese caso, la oncena, que no es sino una cuarta una octava más arriba (11 – 7 = 4), podría asumir las funciones de cuarta suspendida, siendo más correcto clasificar el acorde como uno de séptima con novena y cuarta suspendida:

sus7(9): 1 - 4 - 5 - b7 - 9

Para finalizar, como hemos hecho con todos los acordes expuestos en esta colección, mostraremos un par de ejemplos ilustrativos. Calculemos, por ejemplo, las notas de los acordes C11 y A11.

Tomamos las fundamentales correspondientes y calculamos las respectivas escalas mayores sobre ellas:

Do mayor: C - D - E - F - G - A - B

La mayor: A - B - C# - D - E - F# - G#

Extraemos, a continuación, los grados indicados en la fórmula del acorde (1 – 3 – 5 – b7 – 9 – 11):

C11: C - E - G - Bb - D - F

A11: A - C# - E - G - B - D

Saber construir acordes es una habilidad crítica para cualquier músico. Si aún no tienes absolutamente claros los conceptos esenciales, prueba a echar un vistazo al resto de artículos de la categoría Armonía de este blog. Dispones también de una tabla de referencia en la que sintetizo cada acorde que ha ido apareciendo aquí.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/07/construccion-de-acordes-26-oncena-de-dominante/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Tabla de referencia de construcción de acordes.


Índice de todos los artículos de armonía.

Guitarra – Acorde mayor en quinta posición CAGED

Objetivo: realizar un análisis exhaustivo del acorde con cejilla en forma de Re mayor (D), quinta posición CAGED, y presentar algunas variantes simplificadas.

Que no te engañe la simpleza de un Re mayor con cuerdas al aire (x x 0 2 3 2): su transposición, empleando una cejilla, requiere bastante habilidad técnica. La buena noticia es que se puede adquirir a poco que te lo propongas, ampliando así tu abanico de posibilidades a la hora de formar acordes mayores en cualquier lugar del mástil.

Comencemos repasando la composición del acorde Re mayor al aire, desglosado en sus notas:

D: x x D A D F#

Fíjate en la localización de la fundamental en la cuarta y segunda cuerda, al aire y en el tercer traste, respectivamente. Esa es la característica de la quinta posición CAGED (es la quinta porque la D es la quinta letra de la palabra CAGED). Todos los acordes en quinta posición CAGED, sean mayores o menores, se caracterizan por esta disposición de la nota fundamental: en la cuarta (la más grave) y en la segunda (una octava más alta), tres trastes más adelante (acercándonos al puente).

Como podemos comprobar sin más que contar semitonos, LA es la quinta justa del acorde y FA# su tercera mayor, de modo que la estructura de sus voces es la siguiente:

x x 1 5 1 3 (fundamental - quinta - fundamental - tercera)

Conviene tener este conocimiento siempre presente; en particular, recordar que la primera voz es la tercera mayor del acorde.

Estamos ya en condiciones de desplazar el acorde a lo largo del mástil.

Partimos de la forma de Re mayor,

D: x x 0 2 3 2 / x x 1 5 1 3 (superpongo las dos notaciones: trastes / estructura)

Desplazamos todo el conjunto, colocando una cejilla con el dedo índice en el lugar donde aparece el cero, nota que identificará precisamente la fundamental del nuevo acorde.

Imaginemos que queremos montar un acorde Sol mayor con forma de Re. El primer paso consiste en localizar una nota SOL en la cuarta cuerda de la guitarra. Si al aire es un RE, una simple cuenta nos conduce al quinto traste. Trazamos una cejilla a esa altura y construimos, a partir de ahí, el resto del acorde:

mayor-5-caged-1

G: x x 5 7 8 7 / x x 1 5 1 3 ( x x G D G B)

La composición, naturalmente, se mantiene: fundamental – quinta justa – fundamental – tercera mayor. Esa es precisamente la gracia de la transposición de acordes.

Nótese que la cejilla es opcional, pues no hacemos uso de más notas en el quinto traste. Es decir, puedes cubrir con tu índice el quinto traste completo a partir de la cuarta cuerda o puedes dejarlo sólo apoyado sobre ella.

No es un acorde que se configure fácilmente; dominarlo te llevará su tiempo. Aprecia la extensión entre los dedos índice y medio, que condiciona la movilidad del anular hacia la primera cuerda.

Observa cómo silencio la quinta cuerda tocándola ligeramente con el índice para prevenir su vibración accidental. No obstante, también podríamos hacer extensiva la cejilla a esa cuerda, pues la nota que obtendríamos sería precisamente la quinta del acorde. En nuestro ejemplo, se trataría de un RE, quinta del acorde Sol mayor. De este modo, comenzando el acorde desde la quinta cuerda, en lugar de la cuarta, obtendríamos su segunda inversión (se entiende por tal aquella posición en la que la nota más grave es la quinta del acorde):

G: x 5 5 7 8 7 / x 5 1 5 1 3 (segunda inversión)

Existen tres simplificaciones interesantes que debes conocer también e incluir inmediatamente en tu kit de herramientas, pues son muy sencillas de configurar.

La primera de ellas consiste en olvidarnos de la cuarta cuerda y utilizar exclusivamente las tres más agudas. El acorde resultante es de la misma sencillez que el acorde Re mayor al aire:

mayor-5-caged-2

G: x x x 7 8 7 / x x x 5 1 3 (primera simplificación)

Observa la estructura que he puesto a la derecha de la formación. Los tres grados (1-3-5) están presentes en su tríada más básica (aunque en segunda inversión, empezando por la quinta del acorde).

Hemos perdido como referencia la fundamental de la cuarta cuerda, pero también la encontramos en la segunda. Asegúrate, entonces, si quieres usar con soltura esta tríada simple, de conocerte al dedillo las notas que se obtienen en la segunda cuerda. Por ejemplo, ¿qué acorde dirías que es el siguiente?:

x x x 4 5 4

Como la nota que se obtiene en el quinto traste de la segunda cuerda es MI, estamos ante Mi mayor (E).

Dependiendo de la altura del mástil en la que montemos esta variación, podremos utilizar la cuarta cuerda al aire sin que cambie la denominación del acorde. Para eso, la nota RE (cuarta cuerda al aire) debe pertenecer al acorde, siendo su fundamental, tercera mayor o quinta justa.

Re mayor es la forma obvia, pues en la cuarta al aire está la fundamental (RE):

D: x x 0 2 3 2 / x x 1 5 1 3

Preguntémonos ahora: ¿qué acorde tiene por tercera mayor la nota RE?

Dado que una tercera mayor está a una distancia de dos tonos (cuatro semitonos) de la fundamental, nos basta con contar hacia atrás para descubrir que una tercera mayor po debajo de RE se halla la nota SI bemol. Esta nota es la fundamental del acorde que queremos encontrar.

¿Dónde se localiza Si bemol en la segunda cuerda?

La segunda cuerda al aire hace sonar un SI. En el traste 12 vuelve a repetirse, de modo que SI bemol está justo en el traste anterior, el 11. El acorde buscado es entonces el siguiente:

Bb: x x 0 10 11 10 / x x 3 5 1 3

El acorde sigue manteniendo su cualidad, pues no hemos hecho más que repetir la tercera (RE), también presente en el décimo traste de la primera cuerda.

Busquemos ahora qué acorde tiene por quinta justa la nota RE.

Una quinta justa son siete semitonos de separación. Si se los quitamos a la nota RE obtenemos la nota SOL. Si te sabes de cabeza el círculo de quintas también habrías llegado a esta conclusión inmediatamente: una quinta antes de RE en el círculo se encuentra la nota SOL.

De modo que, curiosamente, el acorde que hemos estado utilizando hasta ahora como ejemplo, SOL mayor, también lo podríamos haber montado en versión simplificada reutilizando la cuarta al aire:

G: x x 0 7 8 7 / x x 5 5 1 3

La diferencia con respecto al acorde completo en quinta posición CAGED (x x 5 7 8 7 / x x 1 5 1 3) estriba en que en éste la nota más grave es la fundamental, mientras que en la versión reducida se trata de una quinta.

La segunda simplificación consiste en olvidarse de la primera cuerda y utilizar únicamente la cuarta, tercera y segunda. Esto nos permite un uso más cómodo de los dedos, evitando la extensión entre el índice y el medio.

mayor-5-caged-3

G: x x 5 7 8 x / x x 1 5 1 x (segunda simplificación)

Si prestas atención a la estructura, observa que esto tiene truco: no está presente la tercera mayor, que es precisamente la nota que caracteriza a los acordes mayores. No podemos denominar, por lo tanto, Sol Mayor a este acorde, sino Sol 5 (acorde de quinta o power chord).

G5: x x 5 7 8 x

En el contexto de una banda, habitualmente otros instrumentos se ocuparían de hacer sonar la tercera ausente. Al carecer de esta, podríamos usarlo también perfectamente en lugar de un Sol menor.

Es importante silenciar la primera cuerda, de lo que pueden ocuparse los dedos índice o meñique.

El acorde de quinta es una opción aceptable para cualquier guitarrista que no quiera afrontar la quinta posición CAGED completa, particularmente en las posiciones más cercanas al clavijero, donde la extensión de la mano es mayor. Así, por ejemplo, una típica alternativa cómoda a Mi bemol mayor (Eb) es su sustitución por su versión sin tercera, Mi bemol 5 (Eb5):

Eb: x x 1 3 4 3 / x x 1 5 1 3

Eb5: x x 1 3 4 x / x x 1 5 1 x

Al igual que hicimos con la primera versión simplificada, podemos deducir qué acorde aprovecharía la primera al aire. Debemos encontrar aquel cuya tercera mayor sea la nota MI (primera cuerda al aire). Una cuenta sencilla nos lleva hasta Do mayor, cuya fundamental se localiza en el décimo traste de la cuarta cuerda:

C: x x 10 12 13 0 / x x 1 5 1 3

Te dejo como ejercicio la busqueda de los que tienen la fundamental o la quinta en la primera al aire. Ten presente, no obstante, que esos acordes no serán mayores, sino de quinta, pues no figurará ninguna tercera en ellos.

Finalmente, la tercera simplificación consiste en evitar la duplicidad de la fundamental en la segunda cuerda:

mayor-5-caged-4

G: x x 5 7 x 7 / x x 1 5 x 3

Debemos ser muy cuidadosos y asegurarnos de que la segunda cuerda queda silenciada completamente, lo que podemos lograr tanto con el dedo índice como con el medio, que descansan sobre ella sin presionarla.

Nuevamente, te propongo como ejercicio descubrir qué acordes concretos, basados en esta simplificación, se beneficiarían de una eventual segunda cuerda al aire, nota SI. No deberá resultarte complicado si has comprendido los ejemplos anteriores.

Permítete trabajar la quinta posición mayor CAGED y sus simplificaciones; te ayudarán, sin duda, a ser un guitarrista más versátil.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/07/guitarra-acorde-mayor-en-quinta-posicion-caged/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.

Guitarra – Acorde mayor en primera posición CAGED

Objetivo: presentar a lo largo del mástil el acorde mayor en primera posición CAGED (forma de C).

Voy a contarte una historia que con mucha probabilidad te resultará familiar si eres guitarrista.

Recuerdo la emoción que sentí la primera vez que fui capaz de hacer sonar un acorde en la guitarra. Debía de tratarse de un La mayor, o tal vez un Re o un Do, pues suelen ser los acordes mayores que menos dificultades entrañan. Rasguear despacio las cuerdas y obtener esa mezcla sonora capaz de sostener y evocar la melodía de la canción en su ausencia, invitándome a cantarla, me parecía fascinante.

Mi profesor de guitarra era un libro, que aún conservo con mucho cariño, con todas las canciones de los Beatles cifradas. Además de la letra y la partitura con la melodía, cada canción contenía unos gráficos con los acordes empleados que con mucho esfuerzo y perseverancia intentaba reproducir en el instrumento. Eran tiempos difíciles; no sólo se trataba de aprender a colocar las posiciones, extendiendo los dedos a veces hasta límites aparentemente inalcanzables, sino que había que ser capaz de cambiar entre un acorde y otro a tiempo con el ritmo de la canción.

Poco a poco mis manos fueron adquiriendo memoria y habilidad motriz, de modo que en un tiempo ya contaba con cierto repertorio de acordes con cuerdas al aire. Un surtido de acordes mayores, menores, y algún que otro eventual de séptima de dominante (no supe que era realmente eso hasta unos años después) con los que a duras penas podía defenderme autoacompañándome cantando determinadas canciones.

Los acordes al aire mayores (CAGED):
(podemos ahorrarnos utilizar gráficos, ¿verdad?)
C: x32010
A: x02220
G: 320003
E: 022100
D: xx0232

El siguiente obstáculo serio me esperaba en el acorde de Fa mayor. Ignorarlo implicaba renunciar a ser guitarrista. Me costó mucho trabajo hacer una cejilla con el dedo índice cruzando completamente el primer traste de la guitarra, fijar tres dedos más debajo de él y hacer que el conjunto sonara con limpieza.

El acorde de Fa mayor:
F: 133211 (cejilla en el primer traste)

Pero aprender un instrumento, sea el que sea, tiene algo de mágico. Un día te levantas y te das cuenta de que eres capaz de hacer lo que una vez te parecía imposible. Es una lección que te acompañará toda la vida gracias a la cual aprendes que no hay dificultad técnica que no puedas superar trabajando, forjando las conexiones entre mente y dedos hasta el punto de hacerlas subsconcientes.

Con Fa mayor en mi haber, que no era otro sino Mi mayor, pero ejecutado trazando una cejilla en el primer traste, llegaron al poco otros acordes semejantes. Me refiero, en particular, a Si bemol mayor, forma de La mayor, pero con cejilla en el primer traste. Me costó también lo suyo, pues implicaba una separación más amplia entre los dedos índice y medio que en Fa mayor.

El acorde de Si bemol mayor:
Bb: x13331 (cejilla en el primer traste)

Un día descubrí que esos acordes con cejilla podían moverse a lo largo del mástil. Aprendí a tener siempre localizada la nota que da nombre el acorde, llamada fundamental. En el acorde de Mi mayor típico, la fundamental, nota Mi, se halla, entre otros sitios, en la sexta cuerda tocada al aire. En Fa mayor, la fundamental se encuentra en la sexta cuerda, primer traste, nota Fa, a la misma altura en la que dibujaba la cejilla.

Es decir, localizando cualquier nota en la sexta cuerda podía construir un acorde mayor del mismo nombre que esa nota sin más que trazar una cejilla a esa altura y dibujar a continuación un acorde de Mi mayor. Por ejemplo, la sexta cuerda sobre el tercer traste origina la nota Sol. Si trazamos una cejilla en el tercer traste y dibujamos un acorde de Mi, el acorde obtenido no es sino otra forma de Sol mayor.

El acorde de Sol mayor en forma de Mi:
G: 355433 (cejilla en el tercer traste)

Otro tanto sucede con la forma de La mayor, que tiene la fundamental en la quinta cuerda al aire. Para formar un acorde con cejilla empleando esa estructura, localizamos en la quinta cuerda la nota fundamental, extendemos una cejilla desde esa nota y dibujamos La mayor con el resto de los dedos. Por ejemplo, Si mayor se obtiene empleando la forma de La con una cejilla en el segundo traste, ya que la quinta cuerda en el segundo traste es precisamente la nota Si.

El acorde de Si mayor en forma de La:
B: x24442 (cejilla en el segundo traste)

Dominando estos dos tipos de acordes con cejilla, con formas de Mi mayor y La mayor, y haciendo un tratamiento similar con su variante menor, nos encontramos que podemos tocar fácilmente en cualquier tonalidad sin mayor problema que tener perfectamente identificadas las notas que aparecen a lo largo de la sexta y quinta cuerda para poder acceder rápidamente a la fundamental de cualquier acorde.

Podemos disponer, además, de flexibilidad para elegir la forma que más nos convenga.
Imagina, por ejemplo, que necesitas un Do mayor. Con los recursos mostrados dispondrías de tres opciones simples:

C: x32010 (cuerdas al aire)
C: x35553 (cejilla en tercer traste, forma de La)
C: 8 10 10 988 (cejilla en octavo traste, forma de Mi)

Agrupando los cinco acordes mayores básicos al aire, C, A, G, E y D, obtenemos la palabra CAGED. Esta ordenación particular de las letras constituye la esencia del método CAGED.

Cuando configuramos un acorde con cejilla utilizando la forma básica de Mi mayor (E) decimos que ese acorde está en cuarta posición CAGED, ya que la letra E es la cuarta letra dentro de la palabra CAGED.

De igual modo, cuando montamos acordes mayores con cejilla empleando la forma básica de La mayor (A), decimos aque estos se encuentran en segunda posición CAGED, puesto que A es la segunda letra dentro de CAGED.

Muchos guitarristas se plantan en estas dos posiciones, la cuarta y segunda, sin aventurarse a explorar las tres letras restantes. Si es tu caso, permíteme que te invite a que las estudies, pues sin lugar a dudas te ayudará a ser un guitarrista más flexible.

La siguiente forma a aprender, una vez dominadas E y A es, por complejidad, C, la primera posición CAGED, basada en el acorde de Do mayor con cuerdas al aire:

C: x32010

Localizamos la fundamental en el tercer traste de la quinta cuerda, nota Do. Esa será nuestra referencia para montar acordes basados en esta posición.

Imagina por ejemplo, que quieres montar un Mi mayor. Seguimos subiendo por la quinta cuerda localizando la nota Mi, encontrándola en el séptimo traste.

Plantamos ahí el dedo meñique y a partir de ahí dibujamos la forma de Do mayor.

E: x76454 (cejilla en el cuarto traste)

Observa que el acorde, dibujado a partir de la fundamental en la quinta cuerda, crece esta vez en sentido contrario a como lo hacía en las formas de E y A. En estas, se desplegaba hacia el puente, mientras que en la forma de C lo hace hacia el clavijero. Si la fundamental está en el séptimo traste, la cejilla ha de caer en el cuarto para respetar la composición del acorde en forma C.

Otro ejemplo, Sol mayor en forma de Do:

G: x 10 9787 (cejilla en el séptimo traste)

Esto es así porque la nota que aparece en el décimo traste de la quinta cuerda es un Sol, la fundamental del acorde de Sol mayor.

Tómate tu tiempo en practicar los acordes con cejilla en forma Do, primera posición CAGED, aunque no sea en absoluto fácil. Poder crear un Mi bemol mayor haciendo una cejilla en el tercer traste, o un Fa mayor en el quinto, es todo un lujo sonoro.

La flexibilidad armónica es, además, imprescindible para todo aquel que quiera mezclar melodía y acordes simultáneamente en una misma guitarra. El acorde mayor en primera posición CAGED te ofrece una maravillosa tercera mayor como primera voz.

A menudo, cuando ya somos capaces de cambiar con soltura entre todo tipo de acordes, mostramos cierto rechazo a la hora de educar nuestras manos con formas nuevas. Pero, después de todo, es lo mismo de siempre. Trabaja e insiste: un día te despertarás y descubrirás que ha sucedido la magia.

Javier Montero Gabarró


Guitarra – Acorde mayor en primera posición CAGED


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.