Introducción a la armonización de la escala menor

Objetivo: presentar la serie de artículos que dedicaremos a armonizar los diferentes tipos de escalas menores.

Llegados a este punto, doy por supuesto que ya sabes armonizar la escala mayor en cualquier tonalidad, tanto para generar acordes de tres notas como de cuatro. Si no es así, puedes echar un vistazo al conjunto de siete entradas que hay escritas sobre el tema en este blog.

Es importante que tengas claro el procedimiento que seguimos para deducir los acordes propios de la escala mayor, pues volveremos a aplicarlo ahora, sólo que sobre otras distintas.

Antes que nada, hay una cuestión que conviene matizar. Queremos armonizar la escala menor; pero, ¿cuál es la escala menor? Hay un puñado de escalas menores, ¿a cuál nos referimos?

El enfoque que seguiremos será ante todo práctico. Vamos a partir de las cuatro escalas menores principales (natural, dórica, armónica y melódica), construyendo a continuación, para cada una de ellas, sus acordes propios.

Las cuatro escalas menores indicadas se diferencian en el uso que hacen de los grados sexto y séptimo:

Natural: b6 y b7
Dórica: 6 y b7
Armónica: b6 y 7
Melódica: 6 y 7

A la hora de escribir una canción en tono menor tienes diferentes posibilidades: puedes ceñirte estrictamente a las notas y acordes propios de la escala que te decidas usar o puedes considerar que todas esas notas forman parte de una especie de superescala menor en la que se permite un uso más flexible del b6-6-b7-7 y, a su vez, de los acordes derivados al usar esas notas.

Ambas aproximaciones son perfectamente válidas. A la hora de crear música, debe ser siempre el compositor quien decida qué licencias se toma y los límites que impone a su creación, más que cualquier norma rígida. No lo olvides.

De hecho, hay un grado en particular, disponible en la escala mayor, que se echa mucho de menos al escribir usando las notas estrictas de la escala menor natural: el 7 (en lugar del b7). Y es que, al estar a un semitono de la tónica, invita marcadamente a resolver sobre esta, ayudando a definir con claridad la tonalidad. A este grado se le conoce como sensible y, aunque no está presente ni en las escalas menor natural ni dórica, la armónica y la melódica sí que disponen de él.

Es más, desde el punto de vista armónico, como veremos, la utilización de la sensible permite la aparición del acorde de séptima de dominante sobre el quinto grado de la escala menor, un acorde decisivo para la resolución tonal.

De modo que armonizaremos todas estas escalas menores, agrupando en el mismo saco el conjunto de acordes resultantes, que tendremos a nuestra disposición para poder utilizarlos según nuestros gustos, apetencias y necesidades.

Comenzaremos en el próximo artículo armonizando la escala menor natural. Al igual que sucederá con la dórica, los acordes resultantes serán fáciles de deducir y memorizar, ya que ambas escalas no son sino modos de la escala mayor (la escala menor natural es el modo eólico). Sabemos que los modos comparten las mismas notas, pero comenzando en puntos diferentes. Como consecuencia, de igual forma, los modos comparten también exactamente los mismos acordes y sabiendo los que armonizan la escala mayor sabremos también los que armonizan cualquiera de sus modos.

No será hasta que armonicemos las escalas menor armónica y melódica cuando aparezcan nuevos y suculentos acordes.

Javier Montero Gabarró


Introducción a la armonización de la escala menor


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice completo de artículos sobre armonía.

2 opiniones en “Introducción a la armonización de la escala menor”

    1. El artículo es el primero de una serie al que le sigue el dedicado a la armonización de la escala menor natural, no sé si le has echado un vistazo ya.
      Cuando complete la sección más teórica, dedicaré algún que otro artículo más sólo a la realización de ejercicios prácticos. No obstante, si ves que hay algo que no terminas de entender y te dificulta para avanzar, no dudes en preguntármelo, que haré lo que pueda por ayudarte.
      Saludos

Deja un comentario