Inversión de acordes

Objetivo: aprender el concepto de inversión de un acorde.

Es importante distinguir entre la fórmula de un acorde, que no es más que una descripción de las notas que deben formar parte de él, y la disposición concreta que el instrumentista elige para hacerlo sonar. Para poder diferenciar sin ambigüedad ambos modos de referirnos a un acorde, ideamos la notación estructural de voces.

Una inversión es, en esencia, un tipo de disposición particular de las voces del acorde.

Para entender el concepto, elijamos un acorde sencillo, como la tríada mayor:

Mayor: 1 - 3 - 5

La disposición más básica para construir este acorde coincide con su fórmula:

[1, 3, 5]

El instrumentista hace sonar sólo tres notas, sin repetirlas, ordenándolas del modo que está indicado entre los corchetes: la más grave es la fundamental, la siguiente la tercera y la más aguda la quinta, todo comprendido en el ámbito de una octava.

Para invertir el acorde, tomemos la más grave -en este caso, la fundamental- y llevémosla, subiéndola una octava, a la derecha del todo, convirtiéndola así en la más aguda. La disposición resultante es la siguiente:

[3, 5, 1]

Observa que ahora la más grave es la tercera del acorde, a la que sigue la quinta, exponiendo la fundamental como voz más aguda de la disposición.

A esta manera concreta de organizar el acorde la denominamos primera inversión de la tríada mayor.

Quizás el término más adecuado para esto sería rotación en lugar de inversión, pues lo que hemos hecho ha sido rotar las notas, no invertirlas. En cualquier caso, quédate con la terminología aceptada: la primera inversión deja la tercera como voz más grave.

Veamos una aplicación práctica de esto en el piano y en la guitarra. Consideremos por ejemplo, el acorde Do mayor [DO, MI, SOL] y su primera inversión [MI, SOL, DO]. Acompañamos su representación en el pentagrama también, pues es bastante ilustrativa de la recolocación de las notas:

Do mayor y su primera inversión
Do mayor y su primera inversión
La 1ª inversión de Do mayor en el piano
La primera inversión de Do mayor en el piano
La primera inversión de Do mayor en la guitarra
La primera inversión de Do mayor en la guitarra

Haz sonar ambos acordes y diferencia su cualidad sonora. La distinta colocación de las notas implica la aparición de nuevos intervalos. En particular, aprecia el intervalo de cuarta justa característico que se forma entre la quinta y la fundamental, situada ahora como primera voz (las voces se numeran comenzando por la más aguda).

Si partimos de la primera inversión de la tríada mayor y realizamos una nueva rotación de notas, llevando nuevamente la más grave a la derecha del todo, obtenemos su segunda inversión:

Tríada mayor: [1, 3, 5]
Tríada mayor en primera inversión: [3, 5, 1]
Tríada mayor en segunda inversión: [5, 1, 3]

Volviendo al ejemplo de Do mayor en disposición [1, 3, 5], [DO, MI, SOL], la segunda inversión es, por lo tanto, [SOL, DO, MI].

La segunda inversión de Do mayor
Segunda inversión de Do mayor
Segunda inversión de Do mayor en el piano
Segunda inversión de Do mayor en el piano
Segunda inversión de Do mayor en la guitarra
Segunda inversión de Do mayor en la guitarra

Observa que ahora la nota más grave es la quinta. Ese es el rasgo característico de la segunda inversión. Aprecia que aparece nuevamente el intervalo de cuarta entre la quinta y la fundamental, pero esta vez desplazado a la base del acorde.

Aplicando los mismos principios podemos invertir también los acordes de más de tres notas. Por ejemplo, consideremos la tétrada del acorde de séptima de dominante, de fórmula:

Séptima: 1 - 3 - 5 - b7

Posición fundamental cerrada: [1, 3, 5, b7]

Primera inversión: [3, 5, b7, 1]

Segunda inversión: [5, b7, 1, 3]

Ya que contamos con una nota más, podemos contemplar una nueva rotación para alcanzar la tercera inversión, en la que la séptima es ahora la voz más grave:

Tercera inversión: [b7, 1, 3, 5]

En la práctica, es común hacer extensivo el concepto de inversión basándonos directamente en la voz más grave, independientemente de cómo se dispongan las notas a continuación. Decimos, por lo tanto, que un acorde está en primera inversión cuando su nota más grave es la tercera; en segunda inversión cuando lo es la quinta y en tercera inversión cuando descansa sobre la séptima.

El siguiente acorde, tan común entre guitarristas, representa un ejemplo de primera inversión de la tríada menor, 1 – b3 – 5:

[b3, 1, 5, 1]

Fa menor en 1ª inversión
Fa menor en 1ª inversión

Con frecuencia, el compositor o arreglista desea reflejar que un determinado acorde se halla invertido -tal vez para matizar una línea de bajo en la armonía. En cifrado moderno esto se indica anotando, a continuación del acorde, separado por una barra inclinada, el nombre de la nota más grave.

En el ejemplo anterior, Fa menor en primera inversión, podemos representar el acorde como Fm/Ab. Esto indica que se trata de un Fa menor en el que la nota más grave es La bemol, que es precisamente la tercera del acorde.

Más ejemplos:

D/F# : Re mayor en primera inversión

Cmaj7/G : Do séptima mayor en segunda inversión

En otro artículo presentaremos otras aplicaciones de la notación “barra” en las que la nota más grave puede incluso no pertenecer al acorde que matiza.

Es muy importante que incorpores las inversiones a tu repertorio de acordes. Por un lado, mantienen la cualidad del acorde pero suenan diferente y son, por lo tanto, un recurso más en tu paleta expresiva. Además, nos ayudan a dibujar melodías directamente sobre la progresión armónica, pues al usar deliberadamente las inversiones tenemos control de la disposición de las voces -particularmente de la más aguda y de la más grave.

Por otro lado, las inversiones permiten economía de movimientos, algo que saben muy bien los pianistas, que hacen uso intensivo de ellas. De este modo, las manos pueden encontrar el acorde destino buscando la inversión que esté más próxima al acorde de origen, no sólo minimizando así el salto necesario, sino facilitando una transición armónica más suave, tratando de mantener, en la medida de lo posible, las notas en común y persiguiendo el mínimo movimiento entre voces, uno de los principios de la continuidad armónica.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2015/07/inversion-de-acordes/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de todos los artículos de armonía.


Índice de lectura recomendado de la categoría Armonía.

Safe Creative #1507284743306

21 opiniones en “Inversión de acordes”

      1. Imagino que lo de señora lo dices por la oveja que presenta el artículo…
        No, las inversiones de acordes no tienen que ver con eso. Para comprender las 5 posiciones de la guitarra es conveniente que eches un vistazo a los artículos dedicados al método CAGED en la sección guitarra. En esas 5 letras encontrarás la respuesta.
        Saludos

        1. gracias JAVIER por responder mi mensaje y disculpa por lo de señora, mira un tengo trompo enrollao con eso de las inversiones vale, yo entiendo lo de CAGED, pero las inversiones no hermano, si me podrías ayudar. GRACIAS MIL.

  1. Javier; Brian may es uno de los guitarrista mas vivos y prácticos que he visto, ya que toma tres acordes de los mas ordinarios y los destroza en inversiones (ejem; Love of my life , Rapshodia Bohemia etce etc.) . Es un capo en ese sentido de la Armonía pero, Javier, mencionaste el termino “Continuidad Armónica”
    podrías explicar; ¿que es la continuidad armónica? y ¿cuales son las reglas o los trucos utilizados en cuanto a inversiones a la hora de arreglar un tema especifico?
    Por otro lado si no es mucho pedirte genio, ¿podrías hacer análisis de algunos temas o canciones especificas, relacionadas a la teoría que tan bien explicas?
    Capas que soy demasiado pretencioso, o exigente amigo. pero la verdad que tenés un don pedagógico envidiable y se prende mucho en tu pagina.

    1. ¡Qué tal, Luis!
      En efecto, Brian May es un guitarrista único, coincido contigo.
      Cada una de tus cuestiones merece un artículo o varios aparte, tomo buena nota de ellas para cuando vaya encontrando ocasión.
      Algunas pinceladas: la continuidad armónica hace referencia al modo de acompañar buscando el mínimo movimiento entre voces cada vez que hay un cambio de acorde. A ser posible, intenta mantener todas las notas que estén en común si las hay. En caso contrario, persigue el mínimo desplazamiento de notas, de modo que la transición se hace mucho más suave y fluida.
      Usar las inversiones te permite multitud de posibilidades creativas. Imagina que quieres, con una sola guitarra, hacer sonar la melodía y a la vez acompañarte. Jugando con las distintas formas de acordes puedes ofrecer la nota melódica en las voces superiores, la armonía en la zona central y una línea de bajo en la sexta y quinta cuerda. Toda una orquesta en una sola guitarra.
      Respecto al tema del análisis de temas, que también tengo intención de tratar, debes saber que hay muchas maneras de analizar, en función del estilo y, sobre todo, la finalidad. En piezas con centro tonal, el modo más práctico de analizar una armonía es relacionando cada acorde con el centro tonal (que podrá cambiar en caso de una modulación). Un guitarrista de jazz, por ejemplo, buscará además cadencias típicas de ese género muy comunes (como ii-V-I) que le permitirán estructurar mejor su improvisación.
      Saludos

  2. Hola Javier!! Te felicito por el artículo ya q me fue muy útil y fácil de interpretarlo. Me quedó una sola duda q es si las triadas sólo se tocan en la 1ra, 2da y
    3ra cuerda o también pueden tocarse en la 2da, 3ra y 4ta cuerda o 4ta 5ta 6ta.

    1. Qué tal, Fernando:
      Las tríadas pueden ejecutarse en cualquier conjunto de cuerdas. Eso te permitirá más variedad en tu repertorio de sonidos, pues podrás elegir hacerlas sonar en octavas diferentes o incluso con distintos timbres, pues cada cuerda ofrece su característica de sonido particular.
      Saludos

  3. Hola tocayo, sólo comento para agradecerte tu publicación, estoy intentando aprender a tocar el piano de manera “autodidacta” hasta que pueda permitirme clases, y gracias a gente como tú veo ese objetivo posible. No me había quedado clara la explicación en otra página pero la tuya me ha solucionado el problema. Creo que en Internet se puede aprender casi de todo (o todo) si buscamos bien. Un saludo desde Alicante.

  4. Hola Javier, ojalá pudieras responder esta duda.
    Yo siempre que veía la barra tocaba por ejemplo D/F# en el piano sólo hacía D en posición fundamental y con la mano izquierda F#, pero al ver el artículo me queda la duda si más bien debería hacer D en primera inversión y el bajo en… ¿F#?
    Gracias de antemano 🙂

    1. Qué tal:
      Debes saber diferenciar el acorde teórico del práctico. D/F# es la primera inversión del acorde de D, formada por las notas F# – D – A, en ese orden, de modo que F# es la más grave.

      Pero otra cosa es la ejecución final. Si solo ves el símbolo del acorde y no se te indica expresamente como construirlo, tienes libertad para decidir. Lo que realmente quiere dejar a entender el compositor o arreglista, en ese caso, es que la nota más grave de tu construcción global ha de ser F#, independientemente de como montes las restantes. El dedo más a la izquierda de tu mano izquierda debe hacer sonar F#. Lo que hagan los demás es elección tuya, siempre que globalmente definan, por supuesto, un RE mayor. Por ejemplo, la mano derecha puede construir D en posición fundamental o en cualquiera de sus inversiones, pero la nota más grave de la mano izquierda debe ser F#.
      Saludos

  5. Hola javier, tengo una duda sobre el cifrado de inversiones. tengo un libro que me indica lo siguiente:

    estado fundamental: 7 ej: V 7
    primera inversion: 6/5 ej: V 6/5
    segunda inversion: 4/3 ej: V 4/3
    tercera inversion: 2 ej: V 2

    intente buscar informacion, pero no encontre nada igual, y el libro no te explica con claridad porque esos numeros? porque se cifra asi? solo te presenta esta tabla. si podrias explicarme como llegan ahi estos numeros te agradeceria un monton!
    muchas gracias.

    1. Buenos días, Valentín:
      Se trata de una notación clásica que se conoce como “bajo figurado”. Los números corresponden a los intervalos diatónicos en relación a la nota más grave. Puede indicarse de forma completa o simplificada, presuponiendo ya determinados intervalos. Estos números suelen indicarse en la partitura apilados uno encima de otro. La posición fundamental de un acorde de séptima es obvia:
      7/5/3
      Eso nos indica que, sobre la más grave, que en esta ocasión coincide con la fundamental, las restantes notas se hallan a intervalos diatónicos de tercera, quinta y séptima respectivamente. Suele simplificarse como 7, sin indicar el 3 y el 5.
      La primera inversión es:
      6/5/3 (compruébalo, por ejemplo en la primera inversión de C7, MI-SOL-SI-DO, de MI-SOL hay una tercera, de MI-SI una quinta y de MI-Do una sexta). Estos números suelen simplificarse como 6/5, pues ya hay información suficiente para distinguir de qué inversión se trata.
      La segunda inversión es:
      6/4/3 (compruébalo en SOL-SI-DO-MI). Se suele simplicar como 4/3.
      Finalmente, la tercera inversión es:
      6/4/2 (compruébalo en SI-DO-MI-SOL). Se suele simplificar como 4/2, o incluso simplemente 2, pues es la única inversión en la que hay una segunda entre la más grave y la siguiente.
      Saludos

Deja un comentario