MuseScore #1: Software de notación musical gratuito

Objetivo: presentar MuseScore, excelente editor de partituras de código abierto.

Soy un apasionado del software de calidad y barato. Prácticamente todas las herramientas que utilizo o son gratuitas o cuestan muy poco dinero. En este blog tengo la intención de compartir algunas de ellas que considero pilares de mi productividad y gestión personal.

Si te dedicas seriamente a la música, con mucha probabilidad trabajarás habitualmente con partituras. En el caso de que seas compositor se trata de una absoluta necesidad si quieres proteger tu obra. Mis partituras han tenido que visitar en varias ocasiones las oficinas del registro de la propiedad intelectual; su entrega era requerimiento necesario para poder registrarlas. (*)

El mundo del software de la notación musical siempre ha estado dominado por grandes desarrollos como Finale o Sibelius. Son dos programas excelentes, pero muy caros.

Afortunadamente para los que andamos justos de recursos económicos, existen soluciones brillantes a nuestro alcance.

MuseScore es un software de notación musical bajo licencia GNU/GPL. Esto significa, entre otras cosas, que no tienes que pagar nada para utilizarlo. Pero, además, es de código abierto: detrás hay toda una comunidad de programadores de todo el mundo que con su talento han logrado construir un producto de extraordinaria calidad.

Si eres programador tú también podrías ser uno de ellos y aportar tu granito de arena, del mismo modo que podrías modificar el código fuente para adaptarlo a tus propias necesidades.

Es una aplicación multiplataforma, puedes descargarte versiones para Windows, Linux o Mac. Te invito a que la conozcas.

En las sucesivas entregas iremos desentrañando algunos de los secretos de esta fabulosa herramienta.

Javier Montero Gabarró

(*) Existen plataformas de registro de la propiedad intelectual a través de internet, como Safe Creative, que permiten proteger tu obra musical a partir de una grabación, sin necesidad de trascribirla en una partitura.


MuseScore #1: Software de notación musical gratuito


Fecha de la última revisión: 24 de noviembre de 2012


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Este es el índice completo de artículos sobre MuseScore.

La notación anglosajona

Objetivo: aprender qué se entiende en música por notación anglosajona.

No he querido empezar a hablar de acordes y escalas sin antes haber escrito un breve artículo sobre la notación anglosajona en el campo de la teoría musical. Esto es algo que todo músico debe conocer, pero quizás pueda resultar de ayuda a quien da sus primeros pasos.

En nuestro sistema musical tenemos siete nombres de notas:

Do – Re – Mi – Fa – Sol – La – Si

Estas mismas notas, en notación anglosajona son, respectivamente:

C – D – E – F – G – A – B

Con Do = C, Re = D, Mi = E, etcétera.

La clave para memorizarlo es tener en cuenta que, en la notación anglosajona, empezamos a contar desde La, que corresponde a la nota A:

A – B – C – D – E – F – G, secuencia alfabética, corresponde a:

La – Si – Do – Re – Mi – Fa – Sol

Esto es algo que se memoriza en muy poco tiempo y de modo natural, sin grandes esfuerzos.

Nota nemotécnica: observa que Fa es F y cuenta, a partir de ahí, hacia delante o hacia atrás. Memoriza esa coincidencia.

En los próximos artículos, indistintamente, podré emplear tanto la notación anglosajona como la latina, incluso cuando me refiera a nombres de acordes:

Re m7 (Re menor séptima) lo podré escribir como Dm7.

No te preocupes ahora por el significado de menor séptima. A su debido momento hablaremos de armonía. Si ha despertado tu curiosidad, buena cosa. Por ahora, es suficiente con que te fijes en el uso de las letras de la notación anglosajona para cifrar los acordes.

Nota: Veremos que los acordes mayores, en el cifrado moderno, se indican únicamente con el nombre de la nota que constituye la fundamental del acorde. Así, Do mayor se escribe como C, sin necesidad de ningún calificativo adicional. Esto puede inducir a confusión, pues C podría indicar tanto la nota Do como al acorde Do mayor. El contexto nos aclarará a qué nos estamos refiriendo.

Javier Montero Gabarró


La notación anglosajona


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice completo de artículos sobre armonía.