500 artículos; parece que fue ayer…

A fecha 20 de junio de 2014, El Club del Autodidacta ha alcanzado la cifra de 500 artículos. Me produce cierto vértigo pensar en la inmensa cantidad de horas que hay tras ese número. Un artículo típico puede llevarse hasta tres o cuatro horas de preparación; los más complejos pueden requerir incluso varios días de trabajo.

Pese a todo, el camino ha sido enriquecedor y tremendamente apasionante. Puedo congraturlarme de haber puesto mi grano de arena contribuyendo a la formación de mucha gente en áreas diversas. Pero, sin duda, quien más ha aprendido en el trayecto he sido yo mismo, tratando siempre de empatizar con el lector, leer por sus ojos, para poder escribir las palabras precisas que muestren los conceptos explicados con la mayor claridad posible.

Una vez se ha instaurado el hábito de escribir a diario, resulta difícil vivir sin ese rato sentado delante del ordenador cada tarde o noche, modelando los pensamientos y dándoles forma mediante la palabra escrita. Porque, de todas las actividades que realizo, las que más me llenan son sin duda aquellas que implican un trabajo creativo. Del mismo modo que me estimulan la composición musical y la programación de ordenadores, la escritura en el blog es un proceso que implica buenas dosis de creatividad. En cada artículo, como en cada canción, queda para siempre una buena parte de uno mismo.

El Club del Autodidacta
El equipo de redacción de ECDA

¿Qué esperar de ahora en adelante? Ante todo, seguir escribiendo, por supuesto. Llega un momento en el que la obra trasciende su creador, que no puede más que deberse a ella. Por un lado, seguir profundizando en las distintas temáticas actuales, algunas de las cuales han logrado ya un cuerpo de conocimiento importante, procurando atender también las más descuidadas (no por ello menos interesantes para mí). Pero también me gustaría introducir nuevas áreas, como la utilización de ordenadores para la creación musical o el estudio de otros lenguajes de programación. Quisiera acercarme con más frecuencia al mundo Unix, habitado siempre por gente excepcionalmente inteligente. Desearía también hablar sobre física y matemáticas, mis raíces intelectuales, a las que debo mi insaciable curiosidad.

Sé que muchos lectores podrán frustrarse por el carácter multidisciplinar del blog, transcurriendo, a veces, demasiado tiempo entre un artículo y el siguiente relacionado. En un mundo altamente especializado, fue una decisión difícil de tomar, en contra de todas las recomendaciones, no dedicarlo a una única temática. Opté, finalmente, por lo que me pareció más coherente con mi forma de ser polifacética. Siempre he preferido ser un “aprendiz de mucho” que un “oficial de nada”. Desde luego, si dispusiera de más tiempo, cuidaría de atender con más regularidad cada área, pero otros compromisos importantes requieren mi atención (entre los que se encuentran el que me da de comer, que me supone muchas horas de trabajo diarias). A pesar de todo, intento dedicar siempre el mejor de mis esfuerzos a que ECDA siga creciendo y sea un lugar de parada habitual para el lector interesado en determinados temas concretos.

Hay también mucho trabajo administrativo por realizar. He comparado siempre el aprendizaje con el montaje de un puzzle, en el que uno va situando al principio piezas desconexas, que poco a poco se van uniendo en bloques cada vez más grandes. Aunque en muchas categorías del blog he tratado de buscar linealidad a la hora de presentar los conceptos, no siempre es así. Para aquel que no esté acostumbrado al modelo de aprendizaje aleatorio que promuevo, puede resultarle tal vez caótica la aparición de los artículos. Nunca he pretendido querer enseñarlo todo, pero sí explicar bien un concepto concreto (colocar correctamente una pieza del puzzle) que conecte con lo que los lectores ya saben y les permitan nuevos niveles de conocimiento, buscándolos, como autodidactas que son, por qué no, en otros lugares. Aún así, especialmente cuando el volumen de artículos es ya amplio en una determinada área, nunca está de más contar con herramientas que faciliten el estudio. En este sentido, tengo prevista la confección de una serie de guías de aprendizaje que ilustren una ruta recomendada para todo aquel que prefiera una lectura más lineal.

El Club del Autodidacta es un blog escrito por un autodidacta para autodidactas como tú. Empleo este término en el sentido más amplio de la palabra, refiriéndome a todo aquel que se responsabiliza de manera directa de su formación, adquiriéndola de cuantas fuentes tenga a su alcance y que nunca da por sentado nada sin cuestionárselo. Me siento agradecido de compartir contigo esta experiencia y espero seguir contando con tu compañía a lo largo de esta nueva etapa.

Javier Montero Gabarró

Un pequeño inciso

Estaba terminando de maquetar la tercera entrega dedicada a los modos de la escala menor melódica, en la que describo su fórmula relativa, y me disponía a agregar un enlace a la fórmula relativa de los modos de la escala mayor, artículo clave para entender lo que hoy nos concierne, cuando me he dado cuenta de que tal artículo no existía.

En su día, cuando traté los modos griegos, me limité a explicar su fórmula absoluta (entendiendo por tal la que describe la distancia de cada grado con el anterior) y opté por demorar la fórmula relativa (la que la relaciona con la escala mayor) hasta la aparición de artículos monográficos dedicados a cada uno de los modos.

Así, escribí entradas dedicadas a la dórica, la mixolidia, la eólica, pero quedaron en el tintero otras por tratar.

Con el paso del tiempo olvidé el asunto y realmente pensaba que existía un artículo sintetizando la fórmula relativa de los modos de la escala mayor.

Mañana, por lo tanto, escribiré un artículo especial que cubra esa laguna y aplazaremos la tercera entrega de los modos de la escala menor melódica hasta pasado mañana.

Javier

Presentación de la categoría JAVA

Hace ilusión estrenar nueva categoría…

Comienza otra sección más dedicada a la programación. Además de los artículos habituales sobre Python, iré incluyendo otros relacionados con la programación en Java.

Después de todo, lo que caracteriza a un programador NO es precisamente el lenguaje que utiliza, que no supone sino un medio de expresión. En este sentido, aprender Java significa adentrarnos en un fascinante mundo en el que hasta nuestros sueños podrán ser modelados como objetos.

Espero que sea de tu agrado.

Javier Montero

Acordes en la guitarra (éramos pocos y parió la abuela)

Siempre me ilusiona escribir un artículo sobre un tema que aún no haya sido tratado en el blog. Mientras lo hago, no puedo evitar dejarme llevar por ensoñaciones pensando en todo lo que me gustaría decir a lo largo de la serie, los conceptos importantes que desearía ilustrar con claridad. Esto me resulta tremendamente motivante.

La realidad, desde luego, se aleja bastante de lo soñado: el tiempo es limitado y mis inquietudes son muchas. Aunque, por lo general, considero equilibrada la atención que le dedico al blog, escribiendo entre tres y cinco artículos nuevos por semana, a veces resulta claramente insuficiente para atender como se merece cada una de las áreas temáticas que en él se tratan.

Es, naturalmente, el precio a pagar y fue una decisión que tuve que meditar bien cuando opté por este modelo en lugar de por otro más especializado.

Ante todo, quería que fuera un reflejo de mi forma de ser. Me podría pasar la vida entera aprendiendo de todo, construyendo puzzles y disfrutando del placer de colocar cada pieza sin preocuparme si lo acabaré o no. Mi gran motor de motivación es, ante todo, intrínseco, más que la satisfacción de objetivos. El verdadero placer, cuando eres capaz de vivir el momento presente, se encuentra en el camino más que en la meta.

Cuando se es trabajador, disciplinado y perseverante, es fácil descubrir que todos estos puzzles comienzan a tomar forma casi sin pretenderlo, ejerciendo el hábito constante de colocar una pieza y luego otra.

No estoy diciendo que no haya que perseguir objetivos. Por supuesto que sí y son un elemento importante en la motivación. Forman parte de la naturaleza humana y gracias a ellos se perfila el camino que luego tendremos el placer de recorrer.

Sirva todo este rollo, que debería repetir cada vez que presentase una nueva serie de artículos, como justificación, porque probablemente no podré satisfacer tus expectativas como lector si esperas una mayor frecuencia de aparición de entradas sobre tu temática favorita.

Lo que si te puedo asegurar es que cada pieza individual es, por si sola, autosuficiente. Si la interrogas y la escuchas con atención establecerá conexiones con el resto de piezas que ya posees en tu puzzle. Si, tras su cuidadosa lectura, se te originan nuevas dudas (piezas que buscar), me sentiré orgulloso por haber cumplido mi principal cometido.

La serie que tengo el placer de presentarte se denomina Acordes en la guitarra, y es una conexión práctica, aplicada al instrumento, de los conceptos teóricos expuestos en la categoría Armonía.

No se limitará a una simple colección de posiciones a memorizar. Aprenderemos a construirlos en cualquier parte del mástil, las notas e intervalos que los definen, su función. El objetivo a perseguir es dotarte de herramientas para que, llegado el caso en el que necesites un determinado acorde y no recuerdes su montaje, puedas aprender a deducirlo por ti mismo en cuestión de segundos. Y el proceso inverso: reconocer de qué acorde se trata simplemente observando su forma.

Pero, ante todo, lo que se pretende es extender tu universo armónico, algo que te enriquecerá como intérprete, arreglista o compositor.

Podrás encontrar todos los artículos, a medida que los vaya escribiendo, tanto en la categoría Armonía como en Guitarra.

Nos vemos, con las reservas expuestas al principio, dentro de muy poco. Hoy debo dedicarme a la armonía de otro modo: ensayo con la banda.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2012/10/acordes-en-la-guitarra-eramos-pocos-y-pario-la-abuela/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice de la categoría Guitarra.

Índice de la categoría Armonía.

Pisando donde ya pisé

Si eres seguidor habitual del blog, bien porque entras directamente en la página, o porque estás subscrito al feed o por correo electrónico, posiblemente te habrás dado cuenta de que ha disminuido la frecuencia de aparición de nuevas entradas. El propio calendario que figura en el área lateral lo confirma con claridad.

No; ni me he cansado ni me he vuelto perezoso. No he dejado de escribir un solo día.

Lo que sucede es que estoy invirtiendo mucho tiempo revisando los artículos antiguos. Releo lo que escribí meses atrás y a menudo no me gusta lo que encuentro. Mi estilo de redaccion ha ido evolucionando (¡cómo no, son más de 400 artículos ya!) y me resisto a aceptar mucho de lo que en su día me pareció correcto. ¡Qué gran verdad eso de que a escribir se aprende escribiendo!

Por otro lado, hace un año pretendía publicar a diario, lo que provocaba que muchas entradas se realizaran precipitadamente, sin dedicar el tiempo suficiente a su revisión.

Me he encontrado incluso artículos que he tenido que reescribir completamente.

Los que ya están modificados se reconocen fácilmente: aparece como imagen la oveja responsable de su redacción, incluyen en la parte inferior un recordatorio del tipo de licencia Creative Commons y hacen mención a la fecha de su última modificación.

En el blog no hay indicio de este proceso de revisión. Sin embargo, envío notificaciones de cada actuación en la página de Facebook de El Club de el Autodidacta, por Twitter y en mi página personal de Google+. Las entradas se diferencian de las habituales porque incluyen el comentario REPOST REVISADO.

Sinceramente: ojalá dentro de un año me viera obligado a modificar los contenidos que hoy escribo. Sería señal de que habría aprendido mucho en el camino.

Javier Montero Gabarró

Problemas en las suscripciones por correo electrónico

Parece que al fin se han solucionado los problemas del plugin que se ocupa de la gestión de las suscripciones al blog a través del correo electrónico, que ha ocasionado que, durante una semana, se dejasen de recibir los mensajes con los nuevos artículos publicados.

He instalado una nueva versión de Jetpack que presumiblemente corrige el problema. Si recibes un correo con este texto será una buena señal…

Javier Montero

PD: Aprovecho para recordarte que los artículos de programación no se formatean adecuadamente en los mensajes del correo, por lo que te recomiendo que los leas directamente en el blog, en el que utilizo técnicas especiales para preservar el aspecto del código fuente.

El Club del Autodidacta en Facebook

Apreciado lector:

En el preciso momento en que aparece una nueva publicación en ECDA, se distribuyen, a su vez, desde Twitter y Google+, referencias al artículo nuevo que facilitan el seguimiento del blog a los usuarios de esas redes sociales.

A partir de ahora, si eres usuario de Facebook, existe un modo muy conveniente de estar al tanto de cada publicación. He creado la página El Club del Autodidacta, en la que, entre otras cosas, figurarán referencias a los nuevos artículos en cuanto estos se publiquen.

Pero no sólo eso. Me gustaría aprovechar las posibilidades comunicativas de la plataforma para favorecer la interactividad y extender así la funcionalidad del blog. Se me ocurren muchas posibilidades, como la opción de conocer e interactuar con gente con las mismas inquietudes, el planteamiento de dudas, peticiones de nuevos contenidos o la propuesta de actividades y ejercicios complementarios.

Si deseas que en tu línea de Noticias de Facebook aparezcan notificaciones de ECDA, puedes entrar en la página y hacer clic sobre el botón “Me gusta”. Puedes hacerlo también desde el botón que he insertado más abajo o el que está presente en la barra lateral de la derecha.

Me gustaría verte por allí. Seguro que podemos hacer cosas interesantes.

Javier Montero Gabarró

Entretejiendo los artículos de ECDA

Los artículos de este blog conforman una red en la que surgen continuamente nuevos enlaces relacionando el material nuevo con el ya existente.

De cuando en cuando, me gusta revisar los artículos más antiguos y trato de enlazarlos con otros posteriores. Aprovecho también y corrijo los errores que me encuentro. Si lo estimo oportuno, realizo modificaciones más serias y aporto nuevas ideas al texto original.En este caso, junto a la firma, aparece un nuevo campo indicando la fecha en la que el contenido fue modificado por última vez.

Desde luego, es una tarea más adicional, por si ya fueran pocas, pero me apasiona trabajar por mantener el contenido vivo.

Javier Montero Gabarró
El Club del Autodidacta

A todos los suscriptores por correo electrónico

Una pequeña observación a todos los que recibís los artículos a través del correo eléctrónico: WordPress hace todo lo posible para que los los contenidos lleguen en las mejores condiciones de formato posible. Esto se logra en la mayor parte de los casos; no obstante, hay ocasiones en las que esto no sucede. En algunos artículos de temática relacionada con la programación se pueden observar algunas anomalías.

Esto es debido a que utilizo un plugin especial que me ayuda a preservar el código que incluyo en determinadas etiquetas, de modo que WordPress no lo interprete como HTML.

En particular, los artículos dedicados a la programación HTML hacen un uso intensivo del plugin. Si no fuera así, cada vez que escribiera código fuente (por ejemplo, ilustrando cómo crear una tabla en HTML), WordPress traduciría esas etiquetas y mostraría la tabla en lugar del código (que es lo que sucede en la edición por correo).

Sin embargo, me ha resultado muy curioso el comportamiento del sistema de correo cuando he tenido que introducir ecuaciones matemáticas, empleando un plugin de LaTeX que me proporciona un shortcode al efecto: la visualización de las fórmulas ha resultado perfecta.

Lo repito: casi siempre la visualización de los mensajes de correo será satisfactoria. No obstante, si no fuera el caso y detectáis algún tipo de anomalía, disculpad las molestias y no dudéis en visitar la página para recuperar la información en su mejor formato.

Javier Montero

Nuevos índices por categorías

Para facilitar la localización de los artículos del blog, he preparado unos nuevos índices por categorías accesibles desde el menú Índices.

Además del global por fechas, que muestra, agrupado en meses, todo el contenido del blog, existirán otros índices que permitirán desglosar los títulos de los artículos de las principales categorías, sin la limitación del máximo por página que se obtiene cuando se accede a través del widget del panel derecho.

He preparado, de momento, sólo el índice de la categoría dedicada a la programación en Python, pero en los próximos días irán apareciendo los restantes.

Javier Montero