La fórmula absoluta de una escala musical

Ha llegado el momento de que comencemos a sumergirnos en el fascinante mundo de las escalas musicales. ¿Te suena a chino si te pregunto por una escala Dórica o por una Lidia b7? ¿Te pierdes cuando te “sacan” de una pentatónica menor?

No te preocupes. En los próximos artículos iremos desentrañando gradualmente todos los misterios de la construcción de escalas. Como suele suceder con casi todo, te darás cuenta de que el asunto es mucho más sencillo de lo que aparenta. Los más temidos fantasmas se desvanecen cuando los iluminas.

Pero antes necesitamos algo de terminología y hoy quiero presentarte el concepto de fórmula absoluta de una escala (en oposición al de fórmula relativa, que trataremos más adelante). Una advertencia: esta terminología es la que yo utilizo y emplearé coherentemente a lo largo de toda la serie; no tiene por qué coincidir con la usada por otros músicos. Lo realmente importante es que sepamos de qué estamos hablando más que el nombre que empleemos para referirnos a ello.

Aunque, eventualmente, podré usar los nombres de las notas propias de nuestro sistema musical (Do, Re, Mi…), recurriré con frecuencia a la notación anglosajona por cuestiones de comodidad. En caso de dudas no estaría mal que hicieras clic sobre el enlace para refrescar conceptos.

Realmente, ya sabes lo que es fórmula absoluta de una escala. Te la presenté en el artículo La fórmula secreta de la escala mayor, que te recomiendo que releas antes de seguir. Cuando hablo de fórmula absoluta, me estoy refiriendo precisamente a esa fórmula secreta.

Una fórmula absoluta de una escala no es más que aquella en la que se detalla la distancia en semitonos de cada grado respecto al anterior.

Antes de que alguien me conteste que, si estamos relacionando cada grado relativamente con el anterior, deberíamos llamarla fórmula relativa, diŕe que, evidentemente, es cierto. No obstante, el absolutismo al que me refiero es que no comparo esa escala con ninguna otra, sino simplemente miro en sí misma. Me reservo el término fórmula relativa para cuando estemos comparando dos escalas entre sí. Pero todo a su momento…

Entonces, ya sabes tu primera fórmula absoluta: la de la escala mayor:

Escala mayor: T – T – S – T – T – T – S

que también podrías escribir como:

2 – 2 – 1 – 2 – 2 – 2 – 1

En la que el 1 hace referencia al semitono y el 2 al tono, puesto que un tono son dos semitonos.

Lo fascinante de todo esto es que, conocida la fórmula de una escala, puedes conocer su composición en cualquier tonalidad sin más que realizar un conteo básico de tonos y semitonos. Léete el artículo antiguo La escala mayor en cualquier tonalidad, en el que se detalla todo el proceso aplicado a un tipo de escala en particular: la escala mayor.

Ya has dado el primer paso. Te aseguro que el camino será llano y sin baches, pero tendrás que ir asimilando cada artículo gradualmente. Merece la pena: conocer lo que hay detrás de las escalas, al igual que de los acordes, cambia radicalmente la forma en la que te relacionas con la música y con los demás músicos.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2012/05/la-formula-absoluta-de-una-escala-musical/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta

3 opiniones en “La fórmula absoluta de una escala musical”

  1. Gracias por tus artículos. Me gusta que además escribís frases del estilo “Te aseguro que el camino será llano y sin baches, pero tendrás que ir asimilando cada artículo gradualmente”, que al leerlas me tranquilizan jajaja.
    saludos!

Deja un comentario