10Km City Run RFEA Sevilla 2014

Sevilla - Street Run - SmallUna carrera especial que cada año espero con ilusión. El circuito anteriormente denominado Divina Pastora cambia de patrocinadores y ahora es 10Km City Run, haciendo escala en ciudades como Sevilla, Madrid (23/3), Oviedo (30/3), Valladolid (27/4), Mataró (31/5), Palma de Mallorca (7/6), Albacete (14/6) y Valencia (29/6).

Es especial por diversos motivos. Por un lado, es la carrera con la que abro oficialmente la temporada cada año, en un momento del invierno en el que en Sevilla ya casi huele a primavera. El recorrido es todo un lujo: comienza y termina el el Parque de María Luisa, bordeando completamente el centro histórico de la ciudad. Por si fuera poco, el trazado es completamente llano lo que, unido a la suave temperatura, hace que se junten las condiciones propicias para todos aquellos que deseen batir su marca personal en esta distancia.

Según la organización, el número de inscritos ha sido 1200, lo que me resulta quizás bajo comparándolo con otras ediciones anteriores. Posiblemente los doce euros de inscripción hayan echado atrás a más de uno. O tal vez tampoco haya hecho demasiada gracia tener que desplazarse hasta Mairena del Aljarafe para recoger el dorsal (encareciendo más el asunto). ¿Quién dice que correr es un deporte barato? Echad cuentas de lo que os podéis gastar al año en carreras, por no hablar, por supuesto, de la equipación.

Para plantear la carrera recurro, como hago habitualmente, al Virtual Partner de mi ForeRunner, que he puesto a correr a 5:30/Km. Mi objetivo es dejarlo atrás, aunque sólo sea por un metro, lo que me garantiza terminar la carrera en menos de 55 minutos. Ese ha sido el objetivo.

Salgo muy fuerte (subjetivamente hablando, desde luego), a 4:50/Km (esto sí es objetivo), dejando entre mi compañero virtual y yo una separación de un centenar de metros en muy poco tiempo. Esto es psicológicamente importante para mí. Me gusta tener margen suficiente entre ambos desde el primer momento. Si en algún momento las cosas se ponen mal, siempre puedo devolver algo de la ventaja adquirida.

Freno un poco, pero no tanto para dejar de ir siempre ganando metros. Activo el modo Sufrimiento ON. El resto es una cuestión de paciencia, dejando que los minutos y los kilómetros vayan sucediéndose uno tras otro.

Es curioso este deporte. Sufrimos desde el momento que salimos hasta que llegamos a la meta. Dejar de hacerlo sería tan sencillo como bajar el ritmo. Bastaría emplear un minuto más en cada kilómetro y garantizaríamos una carrera cómoda. Pero no es una opción; simplemente, no podemos. Activamos el piloto automático y aceptamos con resignación el sufrimiento constante. A nuestro ritmo, seamos corredores de 3:30 o de 6, pero siempre sufrimos.

Concluyo la carrera dejando a mi rival virtual a más de 400 metros tras de mí, lo que me ha supuesto finalizar en un tiempo oficial de 52′ 58″, a un ritmo medio de 5:15/Km. El GPS marcó los diez kilómetros en 52’30”, por lo que, para él, la distancia recorrida ha excedido los 10Km en casi un centenar de metros más.

Objetivo cumplido. Marca que ya me garantiza un cajoncito cómodo (sub 55′) en la última carrera del año, la San Silvestre vallecana (otros 20 euros del ala). Corremos juntos un buen número de amigos y familiares, de modo que nos instalamos en el cajón correspondiente al peor tiempo de todos. Ahora les tocará a los demás ponerse las pilas. Lástima que por poco podría haber conseguido el derecho a la pulsera sub 52′. En cualquier caso, el resultado ha sido fantástico, logrando ampliamente el objetivo buscado.

Próxima carrera popular: Nervión – San Pablo, la primera del circuito del IMD en Sevilla. Nos vemos allí, a seguir sufriendo, cada uno a nuestro propio ritmo.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2014/03/10km-city-run-rfea-sevilla-2014/


Puedes consultar el índice completo de artículos pertenecientes a la categoría running.


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta

Deja un comentario