Knoppix: Copia de seguridad del Master Boot Record

Knoppix 6.4.4
Nivel: Avanzado

Si quizás sois como yo, que os gusta enredar y tocar en las entrañas del software, incluso en las del más íntimo, ligado al propio arranque de la máquina, entonces seguro que esta entrada puede que os ayude a evitar un buen susto.

En el “sector de arranque”, los primeros 512 bytes del disco duro, se encuentra almacenada una zona crítica para el inicio del equipo: el Master Boot Record (MBR), que suele contener el primer código de arranque y la tabla de particiones del sistema.

Los gestores de arranque escriben en esta zona, un virus puede alterarla, o incluso vosotros mismos si sóis como yo y os pierde la curiosidad. Es una buena precaución tener a salvo el MBR con una copia de seguridad.

La utilidad que emplearemos es dd, presente en todas las distribuciones de Linux. Si la máquina es un Windows, arrancamos con nuestro CD mágico de Knoppix y ya tenemos toda la potencia de Linux al alcance de nuestros dedos.

Hace más de un año escribí el artículo “Creación de imágenes de discos duros”, en el que explicaba cómo clonar un disco utilizando dd. La mecánica de trabajo es la misma y no vendría mal su relectura.

Introducimos el CD de Knoppix, pinchamos un “lápiz” USB en el que volcaremos la copia de seguridad y arrancamos la máquina.

Cuando aparece el prompt boot: escribimos, antes de que continúe el proceso de arranque:


knoppix 2 lang=es

de modo que Knoppix arrancará en modo texto y con la disposición de teclas de nuestro idioma.

Una vez concluido el arranque, comprobemos cómo han sido detectados los discos:


fdisk -l

En mi caso, que lo he lanzado desde un portátil, aparece el disco interno como sda y el lápiz USB como sdb, con sus respectivas particiones sda1 y sdb1.

Montamos el dispositivo USB para poder almacenar ahí la copia de seguridad:


sudo mount /dev/sdb1 /mnt/sdb1

Copiamos el MBR con este simple comando:


dd if=/dev/sda of=/mnt/sdb1/portatil.mbr bs=512 count=1

Al momento, se habrá creado el fichero portatil.mbr en el dispositivo usb.

Revisemos la sintaxis del comando:

Con if especificamos el fichero origen, en este caso el disco duro interno. El fichero de salida se indica con of. El proceso se realizará volcando UN único bloque (count) de 512 bytes (bs).

A partir de ahora podéis experimentar a gusto en esa zona tan delicada del disco. Tal vez os animéis a diseñar vuestro propio gestor de arranque.

Si las cosas no funcionan como esperabais, siempre se puede dar marcha atrás y restaurar el MBR que teníais en un principio con:


dd if=/dev/sdb1/portatil.mbr of=/dev/sda

Cargaos sin miedo el MBR. Yo ya lo he hecho un par de veces (y no siempre tenía una copia de seguridad a mano).

No, mejor no me hagáis caso: no asumo ninguna responsabilidad por lo que podáis hacer.

Javier Montero

Deja un comentario