mIRC – Capítulo 2: La primera conexión

En la práctica de hoy efectuaremos nuestra primera conexión al IRC y crearemos un canal en el que podremos empezar a chatear tan pronto otros visitantes se unan también a él.

Comencemos instalando el programa mIRC que descargamos en el capítulo anterior.

La instalación es tan simple como hacer doble-clic sobre el ejecutable y aceptar todas las opciones que aparecen por defecto.

Una vez instalado nos vamos a Inicio | Todos los programas | mIRC y arrancamos la aplicación.

Lo primero que nos aparece es una ventana invitándonos a que registremos el programa. Ignoramos, por el momento, amablemente la propuesta dándole a “Continuar”.

Se nos abre a continuación la ventana “mIRC Options” en la que configuraremos el mIRC.

A la derecha, en “Nickname” elegiremos el nick con el que nos identificaremos en el chat. En el campo “Alternativo”, pondremos otro apodo para el caso en que ya haya un usuario con ese nombre conectado.

Es importante entender cómo funciona esto:

En principio, se puede emplear cualquier “nick” que no esté usándose en ese momento. Es más, nada nos garantiza que la persona que hay detrás de un nick sea quien nosotros pensamos que es.

En algunas redes IRC, como IRC-Hispano, existe un mecanismo que nos permite “registrar” un determinado nick para que nadie pueda utilizarlo salvo nosotros (verificándolo mediante una contraseña). Explicaré cómo hacer esto en el siguiente capítulo.

Si continuamos con la configuración vemos que tenemos la posibilidad opcional de rellenar nuestro nombre y correo electrónico. Podemos poner cualquier dato, sea verdadero o falso, o podemos optar por no escribir nada.

En la parte de la izquierda, seleccionamos “Servers”. Se nos despliega, a la derecha, una lista con las principales redes IRC. Buscamos “IRC-Hispano” y pulsamos el botón “Select”.

Una vez hecho esto, apretamos el botón “Connect”, lo que nos conectará a un servidor aleatorio dentro de la red IRC-Hispano.

Observamos la ventana Status, indicándonos todo el proceso, así como otra información referente al nuevo de usuarios conectados y el de servidores activos en la red.

Una vez realizada la conexión se nos muestra la ventana “mIRC Favorites”, que también podemos invocar en cualquier momento mediante la opción de menú Favorites | Organize favorites (o pulsando Alt-J).

Nos ofrece dos posibilidades: conectarnos al canal que especifiquemos escribiendo su nombre, o bien elegir uno de los existentes en nuestra lista de favoritos (más adelante veremos cómo configurar esta lista con los canales más frecuentados).

En este caso, en el cuadro de arriba escribimos: #foroatletismo

O el nombre de cualquier otro canal. La almohadilla que precede a foroatletismo indica que estamos refiriéndonos a un canal de chat. Los canales de chat son referenciados precediéndolos por ese símbolo.

Una vez hemos escrito el nombre del canal, apretamos el botón “Join”, apareciendo a continuación una nueva ventana exclusiva para todo el chat que suceda dentro de ese canal.

Si el canal no existe cuando pulsamos el botón “Join” se creará en ese momento. Si ya existe un canal con ese nombre, nos uniremos a él y seremos partícipes de todas las conversaciones que allí sucedan.

Observemos el área de la derecha en la ventana de canal. Ahí aparecen todos los usuarios que están dentro de él. Si acabamos de crearlo, figuraremos sólo nosotros, hasta que otros se animen a visitarnos.

Observemos también, si hemos sido los creadores del canal, el signo “@” precediendo nuestro nombre. Eso significa que somos “operadores” del canal, es decir, administradores de él. El primero que crea un canal recibe esa condición.

Aprenderemos más adelante todo lo que un operador puede hacer con su canal, como nombrar a otros usuarios como administradores también, echar a los que molesten, o configurar el canal para que sea público o privado.

Un canal tiene vida mientras haya al menos un usuario en él. Cuando el último lo abandona, el canal desaparece.

Cuando nos cansemos, pulsamos sobre el icono “Disconnect”, arriba a la izquierda y cerramos la aplicación.

La próxima vez que arranquemos mIRC el programa recordará los datos de configuración de la sesión anterior, por lo que no será necesario repetirlos, a no ser que queramos modificar el “nick” o la red IRC. Bastará, entonces, con pulsar el botón “Connect” y unirnos al canal o canales que deseemos.

Javier Montero

Deja un comentario