Configuración de la red en Knoppix

Knoppix 6.4.4
Nivel: básico

Hemos localizado un ordenador “víctima” del que queremos “tomar prestados” sus recursos para lanzar Knoppix y tener a nuestro alcance su fabuloso kit de herramientas. Tal vez deseemos acceder a nuestro correo electrónico, transferir un fichero mediante ftp, analizar el tráfico en la red o, simplemente, leer un periódico en la web.

Para poder realizar cualquiera de estas tareas, nuestra máquina Knoppix ha de estar conectada a la red.

Configurar la red en Knoppix suele ser una tarea bastante sencilla. Mostraremos aquí cómo hacerlo en las situaciones más típicas:

a) estamos conectados a una red cableada en la que existe un servidor DHCP que nos facilitará automáticamente todos los datos de conexión.

b) tenemos al alcance una red Wi-Fi que está protegida por contraseña.

Insertamos el CD de Knoppix y arrancamos con él la máquina que generosamente nos presta su hardware. Cuando aparece el prompt, escribimos los parámetros adecuados para cargar el sistema en español, tal como explicamos en el anterior post. Esperamos a que el sistema esté disponible tras la carga del entorno gráfico.

La configuración de red de Knoppix se realiza a través de NetworkManager y su plugin para el entorno gráfico. NetworkManager se ha ganado su hueco en muchas distribuciones Linux por la facilidad con la que lleva a cabo la configuración de la red, con poca o incluso nula participación del usuario.

Esto último sucede, precisamente, si estamos conectados por cable a una red con DHCP. No necesitamos hacer nada. Observamos como el icono de conexión de red, el que muestra dos ordenadores, justo al lado del icono de volumen, abajo a la derecha, cambia para mostrarnos que está en la fase de “descubrimiento” de la red. A los pocos segundos nos indica que ya estamos conectados.

En el caso que deseemos conectarnos a una red inalámbrica próxima protegida por contraseña, el procedimiento es bastante simple:

Hacemos clic en el icono de conexión de red con el botón izquierdo. Se nos muestra una lista de las principales redes inalámbricas que han sido detectadas. Hacemos clic en aquella a la que queremos engancharnos.

Si la red está protegida por contraseña, se nos muestra una ventana que nos permite introducir la clave.

Una vez aceptada, nos aparece una última ventana referente a la creación de un depósito de claves para poder guardar encriptada esta contraseña para futuros usos.

Puesto que todo lo que hagamos dentro de Knoppix, cualquier fichero que modifiquemos (salvo que expresamente montemos como escritura el disco duro o dispositivo USB y accedamos a él) se va a perder en cuanto apaguemos la máquina, no tiene sentido normalmente usar el depósito de claves. Ignoramos el mensaje pulsando el botón Cancelar.

Ya tenemos nuestra máquina en la red. Probemos si somos capaces de navegar haciendo clic en el icono del navegador, localizado en el bloque de iconos de la izquierda.

Cuando nos cansemos de jugar, hacemos clic en el icono de Knoppix, el de la izquierda del todo, y abandonamos el sistema.

Retiramos el CD en cuanto nos lo pide.

Aquí no ha pasado nada.

Javier Monntero

3 opiniones en “Configuración de la red en Knoppix”

  1. Puede parecer chino al profano, pero a poco que uno quiere sumergirse se da cuenta de que es mucho más sencillo de lo que parece. 🙂

Deja un comentario