Knoppix: centenares de herramientas gratuitas en nuestro bolso

Voy a comenzar una serie de artículos basada en la distribución de GNU/Linux llamada Knoppix, en la que pretendo mostrar una introducción al amplio conjunto de herramientas gratuitas que incluye. También ilustraré algunos usos que pueden resultar particularmente atractivos a usuarios más avanzados, como administradores de sistemas, programadores, expertos en seguridad, etc., y que sin duda hallarán en Knoppix una herramienta imprescindible para llevar siempre consigo.

En este blog ya publiqué hace un año un artículo en el que explicaba cómo crear imágenes de discos duros y poder disponer así de copias exactas, byte a byte, de ellos. No es más que un ejemplo de lo que podemos hacer con Knoppix.

Todas estas herramientas gratuitas, tanto las básicas como las avanzadas, están disponibles (o pueden estarlo fácilmente) en cualquier distribución GNU/Linux. ¿Por qué utilizar Knoppix en particular?

Knoppix es un tipo de distribución “Live”, que nos permite arrancar un sistema operativo Linux desde un CD o DVD sin tocar en absoluto el contenido del disco duro. Esto significa que, en cualquier equipo, colocamos el CD, arrancamos la máquina y obtenemos un entorno completo de trabajo Linux, repleto de herramientas, y que desaparecerá de una manera limpia en cuanto apaguemos el ordenador, sin haber modificado el sistema existente en él.

Además, es sorprendente la detección de hardware tan buena que realiza. Knoppix arrancará sin problemas casi en cualquier PC y nos permitirá acceder a sus recursos inmediatamente o con muy poca preparación.

Existen numerosas distribuciones Live hoy día, y Knoppix tampoco fue la primera en surgir. Pero el mérito del gran éxito que tuvieron los Live CD debemos atribuírselo claramente a Knoppix.

Su creador, Klaus Knopper, mantiene la distribución desde su página web, desde donde podemos descargarla. Esto también es posible en la página oficial de Knoppix.

La versión actual, a fecha de hoy, es la 6.4.4, que vio la luz el 30 de enero de 2011.

Lo primero que debemos hacer es descargarla desde uno de los numerosos mirrors que la alojan.

Debemos tener en cuenta varias cosas. En primer lugar, ¿qué versión descargar, en CD o DVD?

La versión en CD, que ocupa unos 700 Mb, almacena en su interior un contenido efectivo de unos 2 GB. Esto es posible gracias a una tecnología de compresión dinámica que optimiza el almacenamiento en el CD.

La versión DVD, de 3 GB, es bastante más generosa aún en herramientas instaladas, con un contenido efectivo de alrededor de 8 GB.

Mi recomendación es descargar y tostar las dos versiones y utilizar una u otra en función de las circunstancias.

Por otro lado, se puede apreciar que, además, podemos elegir entre dos tipos de versiones: KNOPPIX y ADRIANE-KNOPPIX.

ADRIANE son las siglas de “Audio Desktop Reference Implementation And Networking Environment” y es una versión especial de Knoppix para ciegos.

En realidad, Adriane es la mujer de Klaus Knopper, que padece impedimento visual.

Finalmente, podemos descargar el software en alemán o en inglés. No existe versión en español, pero una de las primeras cosas que aprenderemos es a configurar el entorno adecuadamente a nuestro idioma.

Una vez hayamos descargado las imágenes ISO habrá que grabar el CD o DVD correspondiente. Si alguien tiene problemas en esto, puede consultar, por ejemplo, el siguiente enlace, donde se explica cómo hacerlo.

Y eso es todo por hoy. En el próximo artículo comenzaremos a explorar el fascinante mundo GNU/Linux a través de Knoppix. No importa si nuestro PC contiene un Windows, o si no tenemos suficiente espacio en disco para instalar un sistema operativo dual: no lo necesitamos, Knoppix no tocará nada.

Javier Montero

Deja un comentario