XX Carrera Popular Triana – Los Remedios

Domingo, 3 de abril de 2011

Cuarta carrera popular de la serie intensiva que organiza el IMD en Sevilla y que comenzó a finales de febrero, esta vez por el emblemático barrio de Triana.

Uno, siendo aún muy principiante, va ganando veteranía y hoy ya puedo decir que no quedaba nada de esos nervios de las carreras primeras. Va convirtiénse en rutina eso de madrugar los domingos para salir a correr una popular.

El día de antes, mucha pasta y buena cantidad de agua para mantener la despensa llena para la carrera.

Me acosté relativamente tarde y no me preocupé ni de dejar la ropa preparada, como hasta ahora había hecho siempre la noche antes.

Debo dejar clara una cosa: aunque ya vaya más relajado a las carreras, no significa que no acude a ellas rebosante de ilusión. ¡Eso no ha cambiado en absoluto!

Suena el despertador a las siete menos diez. Me ducho, me visto sin prisas y desayuno tranquilamente un zumo de naranja, una tostada con ajo y aceite y un vaso de leche.

Algo después de las ocho de la mañana salgo a la calle y tomo el circular C1, que pasa delante del Parque de los Príncipes, donde se celebrará la prueba.

Ya entrando en el parque, recibo una llamada de Santi diciéndome que Marcos y él están en el guardarropa.

Santi me presenta a Marcos (Marc Tracker), que va a hacer su debut en una popular tras apenas un mes dedicándose a entrenar en serio. Si habéis leído sus entrenamientos veréis que sus marcas son sorprendentes para el poco tiempo que lleva en esto, algo que confirmó con creces en la carrera de hoy.

Al rato llega Ismael, mi colega del curro, que también ha corrido en las demás populares.

Dejamos a Santi, que ha acudido sólo a presentar a Marcos en sociedad, reconcomiéndose por no correr hoy. Menos mal que no se ha traído equipación, que si no era capaz de lanzarse aún estando lesionado.

Ismael, Marcos y yo comenzamos a correr con suavidad alrededor del parque para calentar. Habrá sido algo así como un kilometrito.

Despedimos a Santi y nos posicionamos en la salida, bastante adelante en el pelotón, aunque no tanto como la vez pasada.

Arranco el 305 y lo configuro para la ocasión: Auto Lap on cada 500 metros, para ir recibiendo reportes frecuentes por tramos. A la hora de configurar a ForeRundy a 6’/Km me sale un mensaje diciéndome que eso está descatalogado ya… Consigo que me vendan un 5:55/Km.

Espero derrotar esa media con creces, pero, si las cosas se pusieran chungas, ese resultado me seguiría pareciendo excelente.

Comenzamos la carrera. A Ismael lo pierdo desde el primer momento, Marcos permanece (de momento) a mi lado.

No tardamos en pillar a ForeRundy y activamos un ritmo astronómico…

Cuando sobrepasamos el kilómetro 2 y vemos que estamos rodando a una media de 5:10 el kilómetro, llega el momento de empezar a tomar decisiones.

A Marcos lo veo muy fuerte, a unos dos metros por delante de mí. Tengo la sensación de que lo voy frenando y él de que me va aprentando demasiado a mí.

No puedo arriesgarme a ir a ese ritmo en la carrera y decidimos que lo mejor es separarnos.

Mi estrategia no va ser simplemente intentar ganar a ForeRundy, sino rodar siempre a un ritmo más rápido que él, no devolverle ni un solo metro. Me siento muy bien, he descendido el ritmo para ir situándome alrededor de 5:30. Si las cosas se complican espero poder recuperar a 5:45 lo más lento.

Muy concentrado en la carrera, ahora que voy solo. Voy tan a mi rollo que si tuviera que volver a recorrer el camino otra vez no sabría por donde tirar.

Un conductor guasón pregunta cómo hacer para llegar a la Avenida de la República Argentina. “Anda que vamos a sacar un mapa ahora”, les digo a los de un grupo que me acompaña en ese momento. “Es de broma”, me contesta uno, “República Argentina es la paralela a esta calle”. Sólo en ese momento tomo conciencia de dónde estoy. Curioso lo perdido que voy.

Alguna que otra cuestecita para darle sabor al asunto y van pasando los kilómetros sin prisa. Estamos teniendo suerte y no llueve, de momento. La previsión era de lluvia, pero parece que está aguantando.

Mucho calor y mucha humedad, eso sí. Voy sudando la gota gorda. Trinqué una botella en el kilómetro tres y ya voy por la segunda.

Alcanzo al fin el kilómetro nueve. Ya sólo queda un kilómetro (esta carrera sí que apura los 10K, las otras fueron varios centenares de metros menos). Me siento muy bien para mantener lo que me queda a un ritmo bueno.

Y entro en meta triunfalmente! Subidón instantáneo. Lectura del código de barras. Despistado, detengo el Garmin algunos segundos después.

Recojo la bolsa con los regalitos y me encuentro con Marcos, que ha terminado con una “marca” brutal. Ahora nos contará él en su crónica.

Estiramos un poco y paladeamos nuestros respectivos triunfos.

La sensación tan particular después de una carrera es indescriptible y sólo lo puede comprender quien participa en una.

A la salida del parque nos encontramos con Jesús Palacios, un colega mío compañero del curro, y que es delegado provincial de la Federación Andaluza de Atletismo. Es el que iba en el coche con el cronómetro delante. Jesús es uno de los que se papean los 10k en menos de 35 minutos. Últimamente no tiene mucho tiempo para correr y se dedica a entrenar a sus atletas, como él los llama, en La Cartuja.

Me despido de Marcos hasta dentro de un rato en el foro.

Cojo el autobús de vuelta a casa, me tomo la barrita energética que venía entre los regalos y doy por terminado este relato.

Y ahora a las cifras, que estamos todos ansiosos…

En una primera consulta al ForeRunner me salía un ritmo medio de 5:43. No está mal, pensé… NOOOOO

Ese era el ritmo de la última vuelta! El ritmo medio de toda la carrera ha sido de 5:36 /Km (en realidad, incluso mejor, pues no estoy descontando los segundos que estuve parado tras la lectura de barras).

Mi mejor marca personal hasta el momento. La carrera anterior la rodé a 5:40.

Voy, poco a poco, aproximándome a los 5:30 en las carreras de 10 kilómetros.

Denominación: XX Popular Triana – Los Remedios
Exigencia: 5
Distancia: 9’93 Km
Tiempo: 55′ 40″ (realmente, algo inferior, por tardar en apagar el GPS)–> 55′ 22″ Resultado oficial
Ritmo medio: 5:36 /Km (mejor marca personal)
Frecuencia cardíaca media: 165 ppm

Próxima carrera: 10K Divina Pastora – Sevilla, el domingo que viene.

Deja un comentario