MuseScore #20: A veces oigo voces – II

En A veces oigo voces – I mostramos el modo de introducir dos voces en MuseScore. Fue grato comprobar cómo se cumplían las recomendaciones de escritura polifónica, según las cuales las plicas de la voz superior deben dirigirse hacia arriba, mientras que las de la voz inferior deben hacerlo hacia abajo, incluso en el caso de que se produzca un cruce de ambas.

Agregar más voces, aunque tal vez pueda resultar algo caótico, no debe suponer ningún misterio. Si observas la barra de introducción de notas, te darás cuenta de que MuseScore te permite introducir hasta cuatro voces, cada una asociada a su propio color.

¿Cómo se dirigen las plicas en estos casos?

Por defecto se mantiene la alternancia de sentidos; es decir, las voces 1 y 3 presentan las plicas hacia arriba, mientras que la 2 y la 4 lo hacen hacia abajo.

Pero este comportamiento es configurable y esa configuración va a ser el plato fuerte de hoy, pues nos va a servir de introducción a los estilos en MuseScore.

El aspecto final de cualquier fichero en MuseScore viene determinado por un estilo, que no es más que una colección de parámetros configurables que determinan su presentación. Hay parámetros para controlar la distancia entre pentagramas, mostrar “alas” en las barras de repetición o para precisar cuánta separación debe existir entre el puntillo y la cabeza de la nota.

Como tal vez puedas imaginar, los hay también que dictan hacia dónde deben apuntar las plicas en la escritura polifónica.

Tienes a tu disposición todos los parámetros de configuración de estilo dentro del menú Estilo, agrupados en dos grandes categorías:

– El Estilo General
– El Estilo del Texto

Para acceder a la configuración de la dirección de las plicas, haz clic en

Estilo | Editar el Estilo General

En el panel de la izquierda tienes los distintos grupos de parámetros. Haz clic sobre el último, Voces, y obtendrás la siguiente pantalla (haz clic sobre la imagen si necesitas ampliarla):

Observa como MuseScore te permite la opción de personalizar la dirección de las plicas de cada voz a tu gusto.

Por ejemplo, fíjate en estas dos voces de acuerdo al estilo por defecto:

Y ahora modificando la dirección de la plica de la voz inferior:

Hay algo importante que debes saber sobre los estilos: están asociados a cada fichero musescore individual. Cuando guardas una partitura en disco duro, con ella estás salvando también todas las modificaciones de estilo que hayas hecho.

Esto implica que, cada vez que crees un fichero nuevo, volverá a aparecerte con todo el estilo por defecto. Ya veremos, en su día, la forma de poder elegir determinadas configuraciones de estilo favoritas, pero por hoy ya ha sido suficiente…

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2012/04/musescore-20-a-veces-oigo-voces-ii/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta

MuseScore #16: Casillas de primera y segunda vez

En el artículo anterior comenzamos el tratamiento de los signos de repetición y explicamos su símbolo por excelencia, los dos puntos. Hoy veremos cómo representar repeticiones alternativas, en las que una sección determinada de la repetición es sustituida por otra dependiendo del número de veces que ha sido ejecutada ya. Aprenderemos también a usar MuseScore para que reproduzca las repeticiones tal como están escritas, cambiando entre secciones adecuadamente según los requerimientos de la partitura.

El primer ejercicio que te propongo es escribir algo como esto:

Comienza introduciendo las notas tal cual, sin preocuparte por los signos de repetición. No es necesario que repliques la octava baja de la clave de Sol; está ahí simplemente porque forma parte de la plantilla que más utilizo.

El fichero musescore-16-1 muestra el resultado de esta primera edición simple.

Abre a continuación la paleta Líneas de Compás:

Desde la paleta, arrastra la barra de fin de repetición hasta la línea divisoria del final del segundo compás. Haz lo mismo con la doble barra que va al final del tercer compás.

Despliega ahora la paleta Líneas, en la que se encuentran las casillas de primera y segunda vez:

Arrastra cuidadosamente el símbolo de la casilla primera vez hacia la parte superior del pentagrama. Quiero que observes como, a medida que desplazas el ratón por la parte superior, aparece una línea punteada que vincula el símbolo con el comienzo del compás. Antes de soltar el ratón, mueve el símbolo sobre varios compases y observa como cambia de anclaje la línea punteada. Es muy importante que te asegures de soltar el ratón estando el anclaje al comienzo del segundo compás, que es donde debe figurar la casilla primera vez.

Si no lo hicieras así no funcionaría correctamente la reproducción de la repetición al pulsar el botón de Play.

No te preocupes si no está ubicada en el sitio correcto. Haz clic sobre ella, seleccionándola, y arrástrala hasta su posición final.

Si necesitaras modificar su tamaño haz doble clic sobre el símbolo. Te aparecerán unos cuadrados que te permitirán redimensionar su anchura.

Elige ahora en la paleta el símbolo segunda vez y repite estos pasos para colocar la casilla sobre el tercer compás.

El fichero musescore-16-2 recoge el resultado final buscado.

Haz clic sobre el botón Play para escuchar la partitura. Observa cómo, efectivamente, la segunda vez que sucede la repetición la reproducción salta a la sección adecuada.

Realicemos ahora un nuevo ejercicio en el que aprenderemos a configurar repeticiones que suceden más de dos veces. Por ejemplo, sobre las mismas notas, supongamos que pretendemos escribir esto:

Es decir, la repetición sonará un total de tres veces: la primera y segunda se corresponderán con la casilla 1-2. y la tercera con la casilla 3.

Para hacer esto, haz clic con el botón derecho sobre la casilla primera vez y, en el menú contextual que aparece, elige la opción Propiedades de Volta:

En el cuadro Propiedades de Volta, cambia el texto por el nuevo deseado:

Repite la operación con la otra casilla de repetición alternativa.

Si sólo deseas imprimir la partitura esto puede ser suficiente; sin embargo, hay un pequeño problema: pulsa el botón de Play y comprobarás que la reproducción sólo sucede dos veces, a pesar de que ahora queremos que sean tres.

Veamos cómo hacer que el fichero suene correctamente.

Nuestra primera tarea es decirle a MuseScore cuántas veces va a realizar la repetición, pues por defecto supone que será dos veces. Para hacerlo debemos seleccionar el último compás de la repetición con el botón derecho del ratón, haciendo clic sobre un hueco en el que no haya una nota y elegir la opción Propiedades de Compás:

Incrementa el valor de conteo de repeticiones para que el número total de ellas sea 3:

Aún debemos hacer algo más. Hay que indicar a MuseScore que en las repeticiones 1 y 2 sucederá el contenido de la primera casilla, mientras que en la 3 se ejecutará la segunda.

Vuelve a hacer clic con el botón derecho sobre la primera casilla para abrir el cuadro de diálogo Propiedades de Volta. En la sección Lista de repetición escribe, separado por comas, los números de repetición asociados a la casilla:

Repite la operación sobre la otra casilla y establece el valor correcto:

Pulsa el botón Play. La partitura debe reproducirse correctamente ahora. En el fichero musescore-16-3 tienes el resultado final.

Javier Montero Gabarró


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2012/01/musescore-16-casillas-de-primera-y-segunda-vez/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta