MuseScore #15: Signos de repetición: los dos puntos

Ya conocemos las técnicas más básicas de edición: sabemos dibujar notas, escribir alteraciones sobre ellas, agruparlas en tresillos o prolongarlas con puntillos o ligaduras. Pero sólo es necesario echar un vistazo a cualquier partitura para reconocer que aún nos queda mucho camino por recorrer: hay mucho más que notas en ellas.

En el artículo de hoy comenzaremos a tratar los signos de repetición, empezando por el más básico de ellos: los dos puntos.

Supongamos que queremos escribir algo como esto:

En el primer compás tenemos los dos puntos de inicio de repetición y en el segundo los de terminación.

A diferencia de otros signos de repetición, los dos puntos debemos buscarlos en la paleta que gestiona los diferentes tipos de líneas de compás. Haz clic, en la paleta, sobre la sección líneas de compás.

Voy a explicarte dos maneras de colocar los dos puntos. Como tenemos que cambiar dos barras, podemos practicar una técnica con cada una de ellas.

Vamos a situar los dos primeros puntos de inicio de repetición. Ya sabes cómo seleccionar las notas, sólo tienes que hacer clic sobre ellas. Pero quizás no sepas que también puedes seleccionar otros elementos, como la barra de separación de compases. Haz clic sobre la pequeña barra sobre la que vamos a situar los dos puntos. Te aparecerá destacada en azul.

A continuación haz doble clic, en la paleta, sobre el símbolo de inicio de repetición. Automáticamente, la barra que hemos seleccionado se cambiará por otra con los dos puntos iniciales.

Probaremos la segunda técnica en el fin de repetición. Esta vez no necesitas seleccionar nada previamente.

Arrastra cuidadosamente el símbolo de fin de repetición hasta el segundo compás. No sueltes aún. Quiero que observes que el compás se destaca en gris. Pero fíjate que si con la punta del ratón tocas la cabeza de una nota, desaparece la selección en gris y lo que se selecciona es la nota, destacándola en rojo. Asegúrate de que, antes de soltar el ratón, está el compás seleccionado en gris, y no la nota. Una vez sueltes, el símbolo de repetición se coloca automáticamente al final del compás, como es de esperar. Si lo que hubiéramos arrastrado hubiese sido el símbolo de inicio, en vez del de fin, se habría situado automáticamente al comienzo.

Si en vez de estar el compás en gris, hubiésemos tenido una nota seleccionada en rojo, el símbolo de repetición habría aparecido precediéndola y no al final del compás. Desde luego, con un poco de puntería, también podrías haber acercado el ratón hasta la misma barra de separación hasta que se seleccionara en rojo y, entonces, soltar el ratón, pero te aseguro que tardarás más.

En ocasiones te encontrarás con dos puntos que terminan una repetición seguidos, a continuación, por otros dos que comienzan una nueva. En ese caso, puedes aplicar dos veces lo aquí explicado, una para cerrar y otra para abrir, pero existe un método más rapido. Observa, en la paleta, que además de los símbolos de inicio y fin de repetición, existe un tercero que contiene ambos en uno. Colócalo como ya sabes y habrás matado dos pájaros de un tiro.

Si quieres suprimir un signo de repetición, simplemente selecciónalo y haz doble clic, en la paleta, sobre el símbolo que representa una barra simple.

Javier Montero


MuseScore #15: Signos de repetición: los dos puntos


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta