Cómo se compuso Nostalgia, de Viciosfera

En una expresión artística creativa, ¿cuánto hay de participación consciente, fruto de nuestros conocimientos teóricos o del deseo de experimentar, y cuánto es debido a una actividad inconsciente, en la que nos resulta complicado, si no imposible, identificar los procesos mentales involucrados?

La respuesta es tan subjetiva que posiblemente esa sería la única conclusión a la que llegaríamos.

Cuando escribo una canción suelo delimitar con claridad la frontera entre lo consciente e inconsciente. Deliberadamente comienzo introduciendo un marco de referencia y una serie de ligaduras que me resten grados de libertad (terminología que aprendí cuando estudiaba mecánica clásica en la facultad).

Una vez establecidas esas restricciones, resultado de una actividad mental consciente, pero no necesariamente menos creativa, me encuentro con un lienzo esbozado sobre el que ya sí me abandono a mi intuición y a otros procesos subconscientes que soy incapaz de describir.

La primera ligadura impuesta a Nostalgia fue su letra. A través de una amiga común conocí a Mª Luisa Viu, una incisiva poetisa sevillana que me ofreció hojas y hojas repletas de poemas a los que podría poner música. Entre ellos figuraba Nostalgia, cuya historia me cautivó en cuanto la lei.

Aún guardo algunos de esos poemas para recurrir a ellos en otra colaboración futura con María Luisa, que desde entonces se convirtió en seguidora incondicional de la banda.

La autora me otorgó permiso para modificar el texto todo lo que requiriera su adaptación musical, pero procuré que los cambios fueran mínimos para respetar en todo lo posible la creación original.

Diseccioné el texto en estrofas y elegí un fragmento que serviría de estribillo, el de mayor impacto emocional.

El siguiente conjunto de restricciones fueron armónicas

Decidí que la tonalidad de la canción debía resultar ambigua. Crear cierto grado de confusión tonal es una técnica a la que suelo recurrir con frecuencia.

En este caso, opté por jugar con dos tonalidades vecinas, Do mayor y Fa mayor, cuyas escalas difieren únicamente en una nota: SI, que es natural en la primera y bemol en la segunda.

La Intro del comienzo predispone ya al oyente a Do mayor, que se encuentra ahora con la primera línea de la estrofa:

C                 Dm         F        C
Todavía no te has ido y ya siento nostalgia

Pero en la segunda aparece un acorde inesperado:

       C               Gm            F      C
¿Por qué una foto me tiene que producir nostalgia?

El acorde Sol menor (Gm), que podría entenderse como un préstamo modal de la tonalidad paralela Do menor, está concebido con otra intención: es el acorde que se construye sobre el segundo grado de Fa mayor, tonalidad a la que la canción modulará en el estribillo.

Podríamos decir que la armonía de la estrofa está escrita en el modo mixolidio de Do, cuyos acordes son precisamente los mismos que Fa mayor. No obstante, pese a que el sustento armónico sugiere el modo mixolidio, la melodía de la estrofa, deliberadamente, evita utilizar la nota SI, que delataría su carácter modal.

En el último verso se produce, definitivamente, una poderosa modulación a Fa mayor gracias a la fuerza del IV – V7 – I final:

     C             Dm    Bb            C7       F
Una sensación, un deseo, hoy tengo nostalgia de ti.

El estribillo no es otra cosa sino el cliché armónico IV – V – I – vi, una fórmula que siempre funciona:

    Bb             C             F       Dm
Nostalgia de un paseo que no he dado
Nostalgia de unos labios que no he besado
Nostalgia de tu cuerpo, que mis brazos no han rodeado
    Bb           C           F
Nostalgia de estar junto a ti.

Concluido el estribillo, regresan los acordes de la Intro en el interludio , prepararando nuevamente Do mayor. Un descarado Sol séptima, como nexo de unión de ambas partes, se ocupa de la modulación.

La longitud de las estrofas del texto base es irregular, de ahí que la segunda aparición del modo mixolidio de Do sea más breve que la primera. En esencia, se trata de la misma armonía, pero simplificada.

Un total de tres veces se repite el juego de tonalidades estrofa – estribillo. Este último se duplica en su aparición final, pero con texto diferente, momento en el que la melodía alcanza el clímax y encuentra su nota más aguda.

Nostalgia, tal como fue grabada por Viciosfera en Almäví Estudios en enero de 2008:

(Haz clic aquí si el plugin no se carga correctamente)

Javier Montero Gabarró


Cómo se compuso Nostalgia, de Viciosfera


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice completo de artículos sobre armonía.

6 opiniones en “Cómo se compuso Nostalgia, de Viciosfera”

  1. Has dado en el clavo con este pensamiento escrito en tu blog. Preciosa canción Javier, una de mis preferidas, ya te lo dije hace años, de una poetisa tenía que venir.

    1. Creo recordar que tu favorita es “Mermelada” 🙂

      María Luisa tiene talento. Procuro estar al tanto de sus últimos poemas y la verdad es que su evolución ha sido sorprendente.

      ¡Gracias!

  2. Desde Uruguay, aplaudo tus ganas voluntad y esfuerzo, dedicado a compartir tus conocimientos para con quien quiera aprenderlos. La verdad…una maravilla. Saludos desde Montevideo.
    P.D. Buen tema, con el que practique un poco de jam along.

    1. Gracias por tu comentario. No sólo es querer compartirlos; como bien dices, se necesita gente que desee aprenderlos. 🙂
      Me gustaría escuchar esos solitos sobre Nostalgia… 😉
      Saludos!!

Deja un comentario