De vuelta a los ruedos y chequeo físico

Tras la machada del domingo, que me dejó algo tocado, y unos oportunos días de descanso, hoy tocaba retomar la faena y volver a calzarme las zapatillas.

Tal como salí de trabajar, me dirigí al gimnasio, me ejercité un poco con las pesas, y al rato ya estaba en la cinta dispuesto a hacer un entrenamiento muy suave y, de paso, revisar cómo andaba de las secuelas de la última sesión.

Fijé la velocidad de la cinta a 8 Km/h y me eché a correr durante una hora justa.

Resultado del test, en el que indico los músculos que resultaron afectados después del último entrenamiento:

– Psoas: Failed!

– Gluteos: OK

– Rodillas: OK

– Gemelos: OK

– Periósteo tibial: OK

– Tendón de aquiles izquierdo: OK

– Planta del pie derecho: Failed!

El psoas se dañó tras la machada nº1. Hoy, al comenzar, molestó durante los “botes” iniciales. Después, gradualmente, fue desapareciendo, y en el minuto 10 apenas quedaba ni rastro de él.

La planta del pie derecho sufrió tras la machada nº2, a apenas 3 Km de completar los 21. Lo achaco a un defecto en la realización de la plantilla de ese pie. Hoy me empezó a incomodar a partir de los 30 minutos de ejercicio.

Seguiré pendiente de su evolución.

A pesar de no haber superado el test al 100%, balance muy positivo. Echaba de menos una tiradita larga y suave, ¡caramba!

Javier Montero

2 opiniones en “De vuelta a los ruedos y chequeo físico”

  1. Con progresividad tus tendones se acostumbrarán a estar en el asfalto durante muchos kms. Es sólo cuestión de ir poco a poco, no hay más secreto.

Deja un comentario