Juegos psicofísicos

El tercer entrenamiento de la semana ha estado basado en CR-III. Me llevé la mochila al curro con la intención de, tal como terminase, desplazarme directamente al gimnasio, sin pasar por casa, y combinar una sesión de running en la cinta con algunos ejercicios con pesas.

Poco más tarde de las cuatro y ya estaba allí.

La última vez que elegí este cambio de ritmo repetí cada bloque (24 minutos de duración) un total de dos veces. En esta ocasión lo he puesto algo más exigente y han sido tres repeticiones, lo que resulta en una tirada de 72 minutos.

La denominación del ejercicio ha sido, por tanto:

CR-III(140, 155, 4, 3)

Recordemos: tramos de cuatro minutos; el primero a 140 ppm, el segundo a 145 y así sucesivamente hasta 155, momento en el que se vuelve a descender de 5 en 5 hasta hacer la última a 145. Todo eso repetido tres veces.

Las sensaciones han sido maravillosas en todos los tramos. Desde los lentos a 8’/Km, hasta los rápidos a 5:40/Km, todos me han hecho disfrutar, cada uno a su manera particular.

Os invito a que lo probéis al menos una vez y me contéis qué os parece.

Estos juegos son tremendamente motivantes. Son muy divertidos y ofrecen variedad.

Si os gusta registrar vuestros progresos, estos ejercicios siempre ofrecen un parámetro medible que podéis contrastar en distintos entrenamientos con el mismo modelo. En el caso de CR-III el parámetro registrable es la distancia total recorrida, que aparece claramente en la pantalla de cualquier cinta.

Podríais incluso establecer incluso vuestras MMPs para cada tipo en particular.

No menospreciéis el efecto que pueden tener todos estos juegos psicofísicos en vuestro subconsciente. Si en ocasiones os sentís faltos de recursos, quizás os deberíais plantear la posibilidad de jugar más.

Javier Montero

4 opiniones en “Juegos psicofísicos”

  1. Te digo lo mismo que ya te comenté en el foro, genial para jugar en el gimnasio que te envuelve con su atmósfera protectora, pero cuando estés en la calle, no vas a poder controlar de la misma forma los cambios de ritmo y al final, las carreras se hacen en la calle, con sus nervios previos, el calor, el frío… Medias de 21 km en la cinta como que no.

  2. Danae:

    Hay ejercicios que se hacen mejor en cinta y otros mejor en la calle.

    Es el caso del que he denominado (CR-III): la cinta te permite regular la velocidad en tramos de décimas de Km/h. Pero eso no significa que no se pueda practicar en la calle. Los saltos de 5ppm son lo suficientemente amplios para que te permitan regular tu velocidad de un modo notable.

    No obstante, creo que debo dejar algo claro, para que nadie se preste a confusión.

    No tengo la menor duda de que todos estos entrenamientos mejorarán mis resultados en carrera, pero debo decir que no los hago pensando en carreras.

    Mi objetivo NO es mejorar las marcas en las carreras (algo que, inevitablemente, sucederá de un modo natural).

    Puedo hacer una decena de carreras al año. Pero entrenos hago 180 y estos son los que realmente me aportan valor.

    No olvides que a mí me mueven, ante todo, las motivaciones intrínsecas. 🙂

  3. Javier, que nerviosa me pones. En serio. Luego entiendo todo lo que dices, no creas, y adonde quieres llegar con esto (no te hagas el tonto) pero esta todo tan milimétrica y concienzudamente pensado, hay tan poco margen a la improvisación, que si tú fueras Adán y yo Eva, te daría las manzanas prohibidas por cajas…

    Las motivaciones intrínsecas son las más importantes, por encima de MMP y demás historias. Lo que mola es correr y sus derivados (carreras)

  4. No te pongas nerviosa, Isa… 🙂

    Cada persona ve el mundo con sus propias lentes. No tenemos que convencernos de nada. Ni yo a ti ni tú a mí. 😉

    Coincidimos en una cosa: lo importante es correr, sea donde sea y como sea: en la calle, al sol, bajo la lluvia, con frío con calor, en la cinta y, por supuestísimo, en carreras también! 🙂

Deja un comentario