Primeros pasos en MySQL

Ya tenemos, de un modo u otro, instalado un servidor MySQL. Pero ahora, ¿por dónde seguimos?

La sensación de enfrentarnos con un nuevo reto de aprendizaje es semejante a la de un niño que descubre un terreno “prohibido” para él. La curiosidad por lo desconocido puede, en muchos casos, a todas las advertencias de los mayores. Primero entra tímidamente, echa una ojeada a los alrededores y rápidamente vuelve a terreno conocido. Si la primera experiencia resulta satisfactoria y ve que no ha sucedido nada malo, se arma de valor para una segunda expedición más lejana.

Eso es exactamente lo que vamos a hacer hoy. Nos conectaremos tímidamente al servidor MySQL, trastearemos un poco con él y nos desconectaremos después. Esto nos dará confianza para ir consquistando terreno paulatinamente. Es exactamente lo mismo que hace alguien que aprende un nuevo lenguaje de programación y empieza por el clásico “Hola mundo”. No sólo invoca a los dioses de la programación para que le ayuden a aprender bien el lenguaje, sino que se asegura de comenzar por lo más simple, pero muy importante: aprender a compilar y ejecutar un programa.

Abre un terminal o un intérprete de comandos, será el lugar de encuentro de la mayoría de los artículos de esta serie.

El comando que te abre las puertas a MySQL es fácil de intuir (pero no lo ejecutes aún, pues obtendrías un error):

mysql

Este comando admite muchos parámetros y opciones. Observa lo que te digo escribiendo

mysql --help

Vamos ahora a iniciar nuestra primera sesión. Durante la instalación se creó el usuario administrador de MySQL, root, y se te pidió una contraseña para él. Este root no tiene nada que ver con el superusuario del mismo nombre de los sistemas operativos Linux.

Entramos en MySQL escribiendo

mysql -u root -p

Con la opción -u especificamos con qué usuario nos conectamos. Como no hemos creado ninguno aún, debemos hacerlo con el administrador, root.

Como root tiene contraseña, utilizamos la opción -p para que nos la pregunte.

El comando anterior también puedes escribirlo empleando el nombre de opción largo:

mysql -u root --password

Date cuenta de que, si la opción no es de una sola letra, debemos precederla por dos guiones en vez de uno.

La ventaja de hacerlo así es que te permite facilitar la contraseña en el mismo comando, lo cual puede resultarte interesante si quieres escribir un script que ejecute varios comandos.

mysql -u root --password=pimiento

Observa cómo indicamos la contraseña después de un signo de igualdad.

Si has introducido bien los datos, MySQL te dará la bienvenida y aparecerá el prompt desde el cual interactuarás con el servidor:

mysql>

Ya estás dentro…

Quédate con una copla importante que te dice el mensaje de bienvenida: “Commands end with ; or \g“. Esta es una característica de SQL, el lenguaje implícito con el que interactuaremos con las bases de datos: todos los comandos deben concluir con un punto y coma o con \g. No te costará demasiado acostumbrarte a esto.

Aunque el mensaje de bienvenida ya nos dice la versión del servidor, vamos a obtenerla de otro modo a través de nuestra primera consulta con select:

select version();

Escríbelo tal cual, con los paréntesis vacíos y sin olvidar el punto y coma final.

Uf, ¡qué miedo! Volvamos a casa, no sea que nos pillen…

Para abandonar la conexión al monitor MySQL, escribimos desde el prompt:

exit

tras lo cual recuperaremos el prompt de nuestro sistema operativo.

Nada más por hoy. En la próxima entrega conquistaremos nuevos territorios y crearemos nuestra primera base de datos.

Javier Montero Gabarró


Primeros pasos en MySQL


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta

2 opiniones en “Primeros pasos en MySQL”

Deja un comentario