Temperatura y frecuencia cardíaca

Con temperaturas, apenas iniciada la primavera, rozando los 30 grados, empieza a ser “delicado” correr en Sevilla a las cuatro de la tarde, hora de mis entrenamientos habituales entre semana.

Desde luego que no son aún los 45 grados que nos depara el verano, donde correr a esas horas es una absoluta temeridad, pero considero que ya ha llegado el momento de modificar el horario de mi rutina.

Desde el punto de vista del trabajo cardíaco, tema que nos ocupa estos días, conviene conocer el modo en que el calor afecta a las pulsaciones dificultándonos su control.

El cuerpo humano está diseñado para funcionar a una temperatura constante. Al aumentar la temperatura la piel absorbe calor. Los mecanismos de regulación de la temperatura, con base de operaciones en el hipotálamo, se ocupan de que aumente el flujo sanguíneo hacia la piel para enfriarla.

Si estamos corriendo y aumenta la temperatura, el corazón necesitará latir más rápido para compensar el extra de oxígeno que tiene que desplazar hacia la periferia.

¿Cuánto?

En términos generales, a una temperatura entre 16 y 24 grados, se puede producir un incremento del ritmo cardíaco entre 2 y 4 pulsaciones.

Para una temperatura entre 25 y 32 grados, ese incremento puede ser de hasta 10 pulsaciones por minuto.

Una tarde muy calurosa. En el minuto 30, mitad de mi ejercicio, me he visto obligado a quitarme la camiseta para poder refrescarme mejor. El agua de la botella, con la que corro siempre, estaba pocha y asquerosa.

Muchas dificultades para lograr el sub 149. A la primera de cambio, en cuanto me desconcentraba lo más mínimo, ya estaba posicionado en 150 o 151 de modo natural. Me he visto obligado a reducir bastante el ritmo para no comprometer el objetivo numérico del ejercicio.

Denominación: 60 minutos sub 149 ppm (OK–> 148 ppm)
Exigencia: 3
Distancia: 8,41 Km
Tiempo: 60 minutos
Ritmo medio: 7:08/Km
Velocidad media: 8’4 Km/h
Consumo energético: 664 Kcal
FC media: 148 ppm

Para la próxima sesión, el sábado que viene, tenía prevista una novedad interesante, pero quizás la posponga y la sustituya por otro trabajo aeróbico más, ya que el lunes hay planificado un entrenamiento especial con Sprinter y Santidecai en el parque de María Luisa.

Deja un comentario