Python – Capítulo 24: Introducción a las funciones

Ha llegado el momento de dar una primera capa a las funciones, concepto clave sobre el que se asienta la modularidad de cualquier lenguaje de programación.

Las funciones nos permiten reutilizar código. Por ejemplo, suponte que tienes que calcular la media aritmética de un conjunto de números. Ya sabes que la media es igual a lo que suman estos números dividido entre el total de estos.

Podrías escribir una expresión numérica que realizase este cálculo. Es posible, incluso, que tuvieras que gestionar un bucle si no conoces de antemano el número de elementos.

En cualquier caso, es un problema sencillo. Pero, ¿y si tuvieras que realizar la operación más veces con diversos conjuntos de números? ¿Volverías a copiar y pegar todo el código cada vez que necesitaras repetir el cálculo?

Gracias a las funciones es suficiente con que escribas el código una única vez. Cada vez que necesites calcular tu media aritmética bastará con que invoques a la función facilitándole, en cada ocasión, como argumentos, el conjunto de números sobre el que efectuarás la operación.

Python trae consigo una biblioteca repleta de funciones predefinidas que ya están inmediatamente a tu disposición. Ya conoces algunas de ellas.

Por ejemplo, la función print() toma como argumento una cadena de texto y realiza una tarea muy concreta: mostrarla en pantalla.

>>> print('Esta es la función print')
Esta es la función print

¿Y qué me dices de la función len(), que nos devolvía la longitud de una cadena de texto?

Fíjate en que he empleado el verbo devolver. La función len() es un ejemplo de función que nos devuelve un valor numérico. Como devuelve un valor, la función puede formar parte de una expresión numérica:

>>> longitud = len('Devuelve la longitud de esta cadena')
>>> longitud
35

A lo largo de esta serie de artículos te mostraré muchas funciones de la biblioteca de Python con las que irás aumentando tu repertorio de recursos, pero ahora de lo que se trata es que aprendas a crear las tuyas propias.

Y vamos a empezar por lo más básico: una simple función que realice una acción determinada. No admitirá parámetros ni devolverá valor alguno; simplemente realizará una acción concreta.

Veamos su definición en el siguiente fragmento de código:

def praderazo():
    print('+'*42)
    print('+ La casa de la pradera, pedazo serie... +')
    print('+'*42)

Lo primero que debes observar es que para definir una función empleamos la palabra reservada def. No podría ser otra, claro…

A continuación de def figura el nombre que le damos a la función. Los distintos argumentos que aceptaría se incluirían entre los paréntesis. En el ejemplo, la función praderazo() no acepta argumentos, por lo que los paréntesis están vaciós (pero deben figurar, aunque no contengan nada).

Tras los paréntesis tenemos los dos puntos que ya hemos visto en las estructuras de control if, while y for. Nos indican que lo que viene a continuación es el cuerpo de la función, su contenido propiamente dicho.

Todo el bloque de instrucciones que la función ejecuta aparece indentado. Como ya sabes, esta es la forma en la que Python reconoce que es un bloque y sabe dónde termina.

La función praderazo() ejecuta tres sentencias. La primera la he puesto para ilustrar una técnica curiosa de Python:

print('+'*42) provoca que se imprima en pantalla 42 veces el símbolo +. Observa qué uso tan interesante.

Es importante entender que el código de la función aún no produciría ninguna salida. Para que esto suceda, hay que invocarla, como si del genio de la lámpara se tratara.

La invoco con su nombre (y los argumentos si los hubiera, pero aquí no es el caso):

praderazo()

Esto provocaría la siguiente salida en pantalla:

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
+ La casa de la pradera, pedazo serie... +
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Una regla importante de Python es que el código de definición de la función debe preceder al de la invocación. Es decir, nunca llames a una función que no haya sido definida previamente.

Ahora, en el programa, podrás invocar a la función cuantas veces desees. Cada vez que lo hagas se producirá la misma salida.

Quédate con esto por hoy. Ya sabes lo que es una función y este ejemplo te ha permitido conocer su sintaxis básica. En las próximas entregas seguiremos abundando en esto y empezaremos a jugar con argumentos.

praderazo()

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
+ La casa de la pradera, pedazo serie... +
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Javier Montero


http://elclubdelautodidacta.es/wp/2011/11/python-capitulo-24-introduccion-a-las-funciones/


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta

4 opiniones en “Python – Capítulo 24: Introducción a las funciones”

Deja un comentario