mIRC – Capítulo 5: El cuadro de diálogo «mIRC Favorites»

Aunque la mayor parte del tiempo trabajaremos con el mIRC a través de la línea de comandos, conviene siempre conocer las posibilidades que el programa nos ofrece.

El cuadro de diálogo «mIRC Favorites» nos facilita el acceso cómodo a nuestros canales de chat favoritos.


Esta ventana se nos mostrará por defecto cada vez que nos conectemos al IRC. Si no queremos que esto suceda deberemos quitar la marca a la casilla «Pop up favorites on connect».

Tenemos cuatro modos de invocar al cuadro de diálogo «mIRC Favorites»:

  • A través del menú Favorites | Organize Favorites
  • En el menú Favorites | More, abajo del todo, justo después de la lista de favoritos
  • Pulsando la combinación de teclas de acceso rápido Alt-J
  • Haciendo clic con el ratón sobre el icono que representa a un corazón en la barra de herramientas

Observemos que la relación de favoritos que cuelga del menú Favorites es la misma que aparece en el cuadro, pero limitada hasta donde  permite el número máximo de submenús.

Nuestra primera labor va a consistir en vaciar completamente la lista de favoritos estándar.

Seleccionamos todos los canales usando las técnicas habituales de selección en Windows, haciendo clic sobre el primero y el último manteniendo la tecla Shift pulsada. Presionamos el botón «Delete», con lo que el cuadro de diálogo quedará más limpio que una patena. Si cerramos la ventana dándole a «OK» y accedemos al menú Favorites, comprobaremos que la lista de pseudo-favoritos nuestros ha desaparecido también.

Volvamos a la ventana «mIRC Favorites».

El primer cuadro de texto, bajo «Enter a channel name and click join» ya lo explicamos en los capítulos iniciales: escribimos el nombre de un canal al que queramos unirnos  y pulsamos sobre «Join» para hacerlo efectivo. No es estrictamente necesario preceder el nombre del canal con la almohadilla; en el caso de que no la pongamos, el programa lo hará automáticamente por nosotros.

De ahora en adelante, cada vez que nos refiramos a «unirnos a un canal», daremos por sabido que eso significa que, si el canal no existe, estaremos creándolo.

Configuremos, a continuación, nuestra lista personalizada de favoritos. Pulsamos sobre el botón «Add», apareciéndonos la ventana «Add Channel».

Otra forma de acceder directamente a este cuadro es mediante el menú:

Favorites | Add to Favorites

En «Channel» indicamos el nombre del canal. Si se requiere una contraseña para poder acceder a él (hablaremos de esto en otra ocasión), la indicamos en el campo «Password».

Nota: si el canal no existe y, por lo tanto, es creado por nosotros, el hecho de que tenga password NO implica que el canal se creará protegido con clave. Aprenderemos a su debido momento cómo hacer esto.

En «Description» indicamos una breve descripción del canal.

Podemos organizar los favoritos agrupados en carpetas. El campo «Folder» nos permite especificar una existente o crear una nueva.

En «Networks» especificamos para qué redes IRC queremos que esté disponible ese favorito. Si no estamos aún conectados a ninguna, aparecerá «All networks». Si ya lo estamos, se nos muestra el nombre de la red en la que estemos enganchados.

Con los botones «Add» y «Delete» podemos configurar la lista de redes a nuestro gusto. Nuevamente, podemos aplicar las teclas de selección Control y Shift para realizar esta tarea.

Si marcamos la casilla de verificación «Join on connect», cuando nos conectemos, el programa  nos unirá automáticamente a ese canal favorito (siempre y cuando estemos en una red incluida en las indicadas en «Networks»).

Esa es una manera para automatizar el proceso de conexión automática a determinados canales al iniciar la sesión: marcamos la casilla de verificación en cada uno de los favoritos a los que queramos conectarnos. Más adelante aprenderemos otras técnicas más sofisticadas.

Finalmente, la opción «Minimize on join» provoca que el canal, una vez estemos unidos a él, no nos aparezca con la su ventana desplegada, sino minimizada.

El área donde se ven todas las ventanas que tenemos abiertas (minimizadas o no) corresponde al espacio justo debajo de la barra de herramientas. Haciendo clic en los diferentes botones se nos mostrará la ventana correspondiente.

La mejor forma de asimilar los conceptos es practicarlos, y no hay mejor momento que ahora mismo: configuraos vuestra propia lista de favoritos de acuerdo a lo explicado aquí.

Este es un ejemplo de cómo podría resultar:

Si queremos modificar cualquier elemento de la lista basta con seleccionarlo y pulsar el botón «Edit», nos aparecerá la ventana anterior, sólo que ahora con el nombre «Edit Channel» en lugar de «Add Channel»

Desde la ventana de Favoritos podemos seleccionar uno o varios canales (pulsando la tecla Control) u pulsar el botón «Join» para entrar en ellos. Si pulsamos el botón «Names» conoceremos qué usuarios hay dentro de esos canales sin necesidad de unirnos.

Por último, veamos la función de las dos marcas de verificación de abajo:

La primera, «Pop up favorites on connect» ya la explicamos arriba. La segunda, «Enable join on connect», permite todo el proceso de unión automática que describíamos al explicar el cuadro «Add channel», en el que podíamos configurar, canal a canal, si deseábamos unirnos automáticamente a él nada más conectarnos a la red. Todo esto quedará supeditado a lo que se indique en la marca de verificación. Si no está marcada, no habrá ninguna conexión automática, a pesar de que esté configurado lo contrario en las propiedades del canal.

Javier Montero


mIRC – Capítulo 5: El cuadro de diálogo “mIRC Favorites”


Si este artículo te ha parecido interesante y crees que puede ser útil a los demás, considera la posibilidad de compartirlo en tus redes sociales favoritas.


Última actualización de este artículo: 30 de septiembre de 2011

mIRC – Capítulo 4: La unión hace la fuerza

A estas alturas del curso ya disponemos de los conocimientos suficientes para mantener conversaciones a través del chat. En el último capítulo mostramos como listar los canales disponibles con el comando /list y como podíamos entrar en ellos sin más que hacer un doble clic sobre su nombre.

En otra entrega anterior, aprendimos también, a través del cuadro de diálogo «mIRC Favorites», la forma en la que podíamos crear nuestro propio canal.

No obstante, la forma profesional para crear un canal, o participar en uno ya existente, es a través del comando /join («unir», en inglés). Observemos su uso:

/join #foroatletismo

Si el canal #foroatletismo ya existe, nos uniremos a él. Si no, el comando lo creará y nos hará «operador» suyo. Recordad que la figura del operador era la del administrador del canal.

Es importante que no olvidéis que los nombres de canal se preceden mediante la almohadilla «#».

Experimentad y probad a uniros a unos cuantos de los que se muestren tras /list y cread algunos propios, que sintáis la emoción de tener unas cuantas ventanas de chat abiertas.

Para abandonar un canal, ya expliqué que bastaba con cerrar la ventana correspondiente. Pero, ¿podríamos hacer esto desde la línea de comandos?

Si nos posicionamos en la ventana de un canal y escribimos

/part

se cierra el canal desde el que fue lanzado el comando.

Pero si estamos en un canal diferente al que queremos cerrar, o estamos en la ventana de Status, habría que indicar el nombre del que queremos chapar.

/part #foroatletismo

Cuando el último miembro abandona un canal, este desaparece.

El que salga el último que apague la luz, por favor.

Javier Montero

mIRC – Capítulo 3 : Listado de canales existentes

La mayor parte de la actividad en el IRC, aparte del acto de chatear en sí mismo, la realizaremos empleando comandos. En algunos casos, existirá también un modo equivalente de hacer lo mismo con el ratón. No obstante, es muy importante saber manejarse perfectamente con los comandos, y no sólo porque suele ser más rápido hacerlo de ese modo que con el ratón.

No olvidemos que esta serie de artículos pretende cubrir también la programación de scripts en mIRC. Pero estos, desde el más sencillo al más complejo, están compuestos de comandos individuales, de ahí la necesidad de conocer cada una de las piezas con las que elaboraremos la construcción del script.

Arranquemos mIRC y creemos un canal nuevo, tal como explicamos en el capítulo anterior.

Observemos, en la ventana de Status y en la ventana del canal en el que estamos, que, en su parte inferior, hay una zona especial separada del resto mediante una línea horizontal.

Se trata del área de introducción de comandos. Desde ella podemos chatear simplemente escribiendo lo que queramos decir y pulsando Enter a continuación. Desde ahí introducimos los comandos IRC también.

Los comandos IRC se caracterizan por estar precedidos por una barra inclinada (el «slash», en la tecla del 7) seguida del nombre del comando.

Hoy aprenderemos el primero de ellos.

Ya sabemos cómo crear nuestro propio canal, o unirnos a uno ya existente, si ya estaba creado, desde la ventana «mIRC Favorites».

Pero, ¿cómo podríamos obtener un listado de todos los canales que existiesen en ese momento, de modo que pudiéramos, acto seguido, entrar en aquellos que nos interesaran?

El comando para listar todos los canales es

/list

Ejecutémoslo escribiéndolo en el área de comandos (de la ventana Status o de la del canal, cualquiera sirve).

Típicamente nos aparecerán varios miles de canales existentes en ese momento. Si antes de lanzarlo nos hemos tomado la molestia de crear el nuestro propio, aparecerá también en el listado.

Por defecto, el listado aparece ordenado por número de usarios existentes en cada canal. Si deseamos modificar la ordenación para que se nos muestre por orden alfabético, hacemos clic con el botón derecho del ratón sobre algún elemento y elegimos

Sort By | Name

Podemos entrar en cualquier canal que llame nuestra atención sin más que haciendo doble clic sobre él.

Podemos estar en tantos canales como queramos. Otra cosa distinta es que podamos atenderlos a todos si tenemos muchas ventanas abiertas.

Para abandonar un canal, basta con cerrar su ventana.

Javier Montero

mIRC – Capítulo 2: La primera conexión

En la práctica de hoy efectuaremos nuestra primera conexión al IRC y crearemos un canal en el que podremos empezar a chatear tan pronto otros visitantes se unan también a él.

Comencemos instalando el programa mIRC que descargamos en el capítulo anterior.

La instalación es tan simple como hacer doble-clic sobre el ejecutable y aceptar todas las opciones que aparecen por defecto.

Una vez instalado nos vamos a Inicio | Todos los programas | mIRC y arrancamos la aplicación.

Lo primero que nos aparece es una ventana invitándonos a que registremos el programa. Ignoramos, por el momento, amablemente la propuesta dándole a «Continuar».

Se nos abre a continuación la ventana «mIRC Options» en la que configuraremos el mIRC.

A la derecha, en «Nickname» elegiremos el nick con el que nos identificaremos en el chat. En el campo «Alternativo», pondremos otro apodo para el caso en que ya haya un usuario con ese nombre conectado.

Es importante entender cómo funciona esto:

En principio, se puede emplear cualquier «nick» que no esté usándose en ese momento. Es más, nada nos garantiza que la persona que hay detrás de un nick sea quien nosotros pensamos que es.

En algunas redes IRC, como IRC-Hispano, existe un mecanismo que nos permite «registrar» un determinado nick para que nadie pueda utilizarlo salvo nosotros (verificándolo mediante una contraseña). Explicaré cómo hacer esto en el siguiente capítulo.

Si continuamos con la configuración vemos que tenemos la posibilidad opcional de rellenar nuestro nombre y correo electrónico. Podemos poner cualquier dato, sea verdadero o falso, o podemos optar por no escribir nada.

En la parte de la izquierda, seleccionamos «Servers». Se nos despliega, a la derecha, una lista con las principales redes IRC. Buscamos «IRC-Hispano» y pulsamos el botón «Select».

Una vez hecho esto, apretamos el botón «Connect», lo que nos conectará a un servidor aleatorio dentro de la red IRC-Hispano.

Observamos la ventana Status, indicándonos todo el proceso, así como otra información referente al nuevo de usuarios conectados y el de servidores activos en la red.

Una vez realizada la conexión se nos muestra la ventana «mIRC Favorites», que también podemos invocar en cualquier momento mediante la opción de menú Favorites | Organize favorites (o pulsando Alt-J).

Nos ofrece dos posibilidades: conectarnos al canal que especifiquemos escribiendo su nombre, o bien elegir uno de los existentes en nuestra lista de favoritos (más adelante veremos cómo configurar esta lista con los canales más frecuentados).

En este caso, en el cuadro de arriba escribimos: #foroatletismo

O el nombre de cualquier otro canal. La almohadilla que precede a foroatletismo indica que estamos refiriéndonos a un canal de chat. Los canales de chat son referenciados precediéndolos por ese símbolo.

Una vez hemos escrito el nombre del canal, apretamos el botón «Join», apareciendo a continuación una nueva ventana exclusiva para todo el chat que suceda dentro de ese canal.

Si el canal no existe cuando pulsamos el botón «Join» se creará en ese momento. Si ya existe un canal con ese nombre, nos uniremos a él y seremos partícipes de todas las conversaciones que allí sucedan.

Observemos el área de la derecha en la ventana de canal. Ahí aparecen todos los usuarios que están dentro de él. Si acabamos de crearlo, figuraremos sólo nosotros, hasta que otros se animen a visitarnos.

Observemos también, si hemos sido los creadores del canal, el signo «@» precediendo nuestro nombre. Eso significa que somos «operadores» del canal, es decir, administradores de él. El primero que crea un canal recibe esa condición.

Aprenderemos más adelante todo lo que un operador puede hacer con su canal, como nombrar a otros usuarios como administradores también, echar a los que molesten, o configurar el canal para que sea público o privado.

Un canal tiene vida mientras haya al menos un usuario en él. Cuando el último lo abandona, el canal desaparece.

Cuando nos cansemos, pulsamos sobre el icono «Disconnect», arriba a la izquierda y cerramos la aplicación.

La próxima vez que arranquemos mIRC el programa recordará los datos de configuración de la sesión anterior, por lo que no será necesario repetirlos, a no ser que queramos modificar el «nick» o la red IRC. Bastará, entonces, con pulsar el botón «Connect» y unirnos al canal o canales que deseemos.

Javier Montero

mIRC – Capítulo 1: Introducción

Objetivo: Presentación de la serie de artículos dedicada al programa clásico de chat mIRC.

El protocolo de chat por excelencia en la red y el más veterano es el IRC (Internet Relay Chat), que ya existía mucho antes del auge de los programas de mensajería instantánea. Hoy día, pese a ser un gran desconocido para las nuevas generaciones de internautas, absortas bajo el influjo del messenger y las redes sociales, continúa siendo el mecanismo de chat más potente, flexible y libre de internet.

El protocolo se estructura en redes. Una red no es más que un conjunto de servidores IRC interconectados entre sí. Cuando un cliente se conecta a uno de estos servidores, tiene la capacidad de interactuar con cualquier otro cliente de la red a la que pertenece el servidor.

Ejemplos de redes IRC son Undernet, DALnet o Freenode, entre muchas otras. En España, desde hace muchos años, se ha popularizado la red IRC-Hispano.

Un cliente puede conectarse a la red que desee (salvo que sea una red privada).

Existen clientes IRC para todos los sistemas operativos. IRC es un protocolo, y cualquier programa que cumpla con la especificación puede ser empleado para conectarse a los servidores y chatear.

Mi favorito, en el mundo Windows, siempre ha sido mIRC, objeto de esta serie, una delicia de programa creada por Khaled Mardam-Bey que ha cautivado a miles y miles de usuarios.

Lo que siempre me ha atraído de este programa es que es mucho más que un simple cliente IRC. Posee un elaborado lenguaje de programación de scripts que hace que la experiencia de chatear sea algo mágico, fascinante y tremendamente adictivo.

No voy a explicar ahora en qué consiste esa magia; si te interesa el tema deberás descubrirla a su debido momento.

En este curso comenzaremos tratando los aspectos básicos que nos permitirán manejarnos con soltura en el uso de los canales de chat y en la interacción con otros usuarios. Una vez dominados, comenzaremos a dar vida a nuestros chats con la programación de scripts mIRC.

Lo primero que hay que hacer es bajar el programa (que ya ha sido descargado más de 35 millones de veces) del sitio oficial.

mIRC es un programa shareware. Quiere decir que si, tras un determinado período de pruebas, decidimos seguir haciendo uso de él, deberíamos pensar en adquirirlo.

Disponemos de 30 días para evaluar mIRC. Transcurrido ese tiempo el programa seguirá funcionando completamente, con la única limitación de que nos recordará que nos registremos cada vez que lo arranquemos.

No obstante, pese a que el programa funcionará al cien por cien aunque no lo compremos, recomiendo su adquisición como agradecimiento al autor, que ha dedicado (y sigue dedicando) tantos años de su vida a su mantenimiento.

Si el programa termina resultándote útil, considera comprarlo. Cuesta 20 dólares que pueden ser pagados de muchas formas. La licencia es de por vida, valedera para cualquier versión futura y permite su instalación hasta en tres equipos.

Yo soy usuario legítimo desde hace ya más de quince años.

Javier Montero Gabarró


Fecha de la última revisión: 27 de octubre de 2012


mIRC – Capítulo 1: Introducción


El texto de este artículo se encuentra sometido a una licencia Creative Commons del tipo CC-BY-NC-ND (reconocimiento, no comercial, sin obra derivada, 3.0 unported)


El Club del Autodidacta


Índice completo de artículos de la categoría mIRC.