Estrenando plantillas

¡Ya tengo mis nuevas y flamantes plantillas ortopédicas!

Ayer me llamó el podólogo para decirme que podía pasar a recogerlas en cuanto quisiera. Esa misma tarde ya estaba rodándolas…

Me indicó que las considerara en período de pruebas y estuviera atento a cualquier problema que pudiera surgir por si se requería un ajuste más fino.

Y, desde ahora, siempre que adquiriera calzado nuevo, debía llevar conmigo las plantillas para asegurarme de que se acoplaban perfectamente, pudiendo ser incluso necesario, llegado el caso, pasar a una talla superior.

El rodaje de ayer consistió en un largo paseo de hora y media para empezar a tantear las plantillas. ¡Qué sensación tan curiosa andar con el puente completamente sujeto!

Mi idea es utilizarlas no sólo para correr, sino para el día a día cotidiano.

Hoy las he insertado en mis zapatos y me he encontrado especialmente cómodo; tanto, que no sé cómo he tardado tanto en hacérmelas.

Se me plantean muchas dudas existenciales:

¿Quién necesita plantillas realmente? Si uno va al podólogo, con certeza que sale con unas. ¿En qué casos está realmente justificada su necesidad?

Tanta historia de pronaciones y pruebas de pisada. ¿No es preferible acaso utilizar una plantilla a medida y dejarse de historias de zapatillas para pronadores?

¿Qué opinarán de todo esto los defensores del minimalismo o de correr descalzo?

Y otras de carácter pragmático:

¿Qué hago con mis Mizuno para pronadores severos o con mis ASICS para pronación suave-moderada?

¿Debo adquirir unas zapatillas neutras? La respuesta del podólogo fue, desde luego, que sí.

Me consta de algún que otro experto en zapatillas deportivas que, además de sus plantillas ortopédicas hechas a medida, está usando calzado con corrección de pronación. En el Adidas Running Day fue lo que contestó cuando alguien del público le planteó la cuestión.

¿Sería eso una temeridad?

En fin, que me veo haciendo un importante desembolso económico para adquirir nuevo calzado.

Javier Montero

2 opiniones en “Estrenando plantillas”

  1. Yo tbn stoy estrenando mis plantillas ortopedicas hasta ayer en hace a$os no sentia tanto alivio al caminar, y debo reconocer que nunca le di importancia, hasta q me hicieron el diagnostico.

    1. ¡Me alegro de que te vayan bien! Tómate el tiempo que haga falta para adaptarte a ellas, no te des mucha caña de golpe.

      Al final, dejé de utilizarlas y opté por reacostumbrarme con mis propiass condiciones naturales, volviendo a empezar desde cero e incrementando la carga muy gradualmente.

      Saludos

Responder a Javier Montero Cancelar respuesta